Elecciones en Reino Unido: los conservadores vencen… sin mayoría absoluta

Artículo escrito por Miguel Alcázar

Ayer se celebraron elecciones anticipadas en Reino Unido.

Los conservadores han vencido, pero no con los suficientes escaños para gobernar.

¿Qué pasa ahora?

En Reino Unido, si ninguna formación política logra mayoría absoluta, se habla de ‘Parlamento colgado’, lo que significa que los partidos tendrán que ponerse de acuerdo para formar gobierno.

La candidata conservadora Theresa May, intentará hacerlo.

En primer lugar, tiene que buscar acuerdos con otros partidos. Tradicionalmente, el DUP (Democratic Unionist Party, los unionistas norirlandeses) suelen ponerse de lado de los conservadores, y les darían a estos 10 escaños.

Con estos 10 diputados, podrían formar gobierno, al tener 328 escaños de un total de 650 (318 conservadores y 10 unionistas). El siguiente paso sería que May se sometiese a una moción de confianza en el Parlamento, y en caso de superarla, habría gobierno.

¿…victoria conservadora?

Aunque los conservadores hayan ganado las elecciones, el sabor es amargo.

Difícil es que sea de otra forma cuando la propia Theresa May dijo el mes pasado en Facebook que si perdía 6 escaños con respecto a las últimas elecciones, sería un fracaso. Ha perdido 12.

Incluso miembros de su partido, al valorar el resultado electoral, criticaban la convocatoria de elecciones anticipadas de May. Así lo hizo Nigel Evans: “No nos hemos disparado en el pie, nos hemos disparado en la cabeza”.

¿Y la oposición qué dice?

Jeremy Corbyn, líder del partido laborista (segundo en las elecciones con 261 escaños, que ha ganado 29 con respecto a las últimas) ha pedido la dimisión de May.

Además ha anunciado su “intención de servir a Reino Unido”, en un claro guiño a que estaría dispuesto a intentar formar gobierno.

Gobierno que, en todo caso, sería en minoría pues aun con el apoyo de los liberal demócratas (12 diputados) y los nacionalistas escoceses (35 diputados), sumarían 308 escaños de los 326 necesarios para tener mayoría.

¿Qué ocurrirá?

A priori, parece más factible el gobierno conservador. En cualquier caso, corre mucha prisa: las negociaciones del Brexit empiezan en 10 días y Reino Unido es una olla a presión.

En definitiva: victoria que sabe a derrota para conservadores, y derrota que sabe a victoria para los laboristas.