Trump y Rusia Reloaded. ¿Qué ha hecho ahora el presidente de EE.UU.? (400 palabras)

Artículo escrito por Adrián Espallargas

Donald Trump tuvo la semana pasada una reunión oficial con miembros del Gobierno ruso.

Y al parecer compartió información sobre cómo planeaba el Estado Islámico (Daesh) hacer un atentado en aviones comerciales con ordenadores portátiles, según desvela el Washington Post.

Se trataba de información secreta clasificada, aunque no se sabe con exactitud qué contenía.

¿Es ilegal lo que ha hecho?

No, no lo es.

El presidente tiene poder para desclasificar lo que quiera.

Pero, ¿cuál es el problema?

Son varios.

1. Se trata de información que ha compartido con los rusos antes que con los aliados (la UE y Japón).

Para su seguridad, EE.UU. depende en gran medida de los servicios de inteligencia de los aliados.

Reino Unido o Alemania pueden recoger un tipo de información y se la pasa a EE.UU. para evitar un atentado.

El hecho de que lo comparta estos secretos con los rusos, puede hacer que los aliados se piensen dos veces el compartir cierta info con EE.UU., ya que podrían temer que acabe en manos del Kremlin.

2. Compromete a las fuentes de las que salió la información

Con respecto a las informaciones del Daesh, mucha proviene de los servicios secretos de Jordania, Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí.

Estos países tienen a personas infiltradas en las filas del Estado Islámico.

Y Estados Unidos también necesita de está información de alta calidad obtenida en el terreno.

Al igual que con los aliados europeos, la acción de Trump puede hacer que estos países árabes tengan dudas sobre qué información compartir con la primera potencia y cuál no.

3. ¿Qué hará Rusia con está información?

La pregunta queda en el aire.

4. ¿Puede Trump manejar información sensible?

Por último,una de las preocupaciones para EE.UU. y su seguridad nacional es la capacidad del presidente para callarse la boca y no compartir ciertos datos con el primero que pase.

En febrero ya se le vio con Shinzo Abe, primer ministro de Japón, enseñándole fotos de los tests nucleares de Corea del Norte en una mesa de un restaurante de un resort.

¿Y Trump que dice?

El presidente no ha desmentido la información y ha defendido su derecho a divulgar con Rusia lo que le dé la gana por la seguridad de la nación.

Conclusión:

Estos eventos evidencian la voluntad de Trump por tener unas relaciones más estrechas con Rusia, un país que puede ser visto como uno de los mayores adversarios al poder de EE.UU. durante décadas.

Oye, que ya tenemos Twitter. Pásate por nuestra cuenta y comenta la noticia.