Mejorá el aislamiento térmico de tu hogar con ventanas eficientes

El invierno descubre las deficiencias que hay en el aislamiento de nuestros hogares. Una de las más importantes es el intercambio de aire que se produce a través de nuestras ventanas. Estas fugas de aire suponen una importante pérdida de calor y por consiguiente también de confort en la vivienda, ya que parte del calor producido por la calefacción acaba perdiéndose, incrementando el gasto para mantener nuestro hogar a una temperatura adecuada.

Las razones por las que nuestras ventanas sufren estos problemas son la antigüedad y el uso de unos materiales inadecuados. Unas ventanas viejas tienen menos propiedades aislantes debido a los materiales y las características de los sistemas usados, sobre todo porque las características de las ventanas han ido cambiando con el tiempo y cada vez son más exigentes.

La sustitución de la carpintería por una de altas prestaciones disminuye estas carencias de forma considerable y reduce el gasto en calefacción. Unas ventanas de altas prestaciones son aquellas que están fabricadas con materiales con una baja transmitancia térmica.

Para ello los perfiles más aconsejables son los de PVC o aluminio con rotura de puente térmico (RPT). Por un lado, están las perfilerías de PVC, que han alcanzado una gran popularidad en los últimos años debido a sus múltiples propiedades y las ventajas que ofrece. El PVC es un excelente aislante térmico por lo que este tipo de carpintería tiene una baja permeabilidad al aire y una alta estanqueidad al agua, propiedades óptimas en unas ventanas todo esto sumado a su larga vida útil.

Por su parte, los perfiles de aluminio incorporan en su interior unas varillas de poliamida para evitar que la cara interior y exterior del perfil tengan contacto entre sí con los que se reducen mucho las pérdidas.

Otro de los componentes fundamentales para que nuestras ventanas presenten una alta eficiencia energética son los vidrios. Por poner un ejemplo, un vidrio doble normal aísla menos de la mitad que un vidrio doble bajo emisivo con cámara rellena de gas inerte. Lo ideal para maximizar las propiedades aislantes de nuestras ventanas es instalar un vidrio doble o triple bajo emisivo.

FUENTE. La Voz de Galicia

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.