mad max fury road es la mejor pelicula de todos los tiempos.

por cierto perdon por todas las faltas gramaticales en el examen de redaccion me habia ido muy muy muy muy muy muy muy muy muy mal.
You know, hope is a mistake.
 If you can’t fix what’s broken, you’ll…
 You’ll go insane.

La ficción es importante por que nos ayuda a nosotros los simples mortales a entender mejor el mundo que vivimos, a saber que no estamos solos, a entretenernos en la madrugada y a quebrarnos y repararnos. Lo más bonito del mundo es poder apagar todo e irse a otro lugar sin tener que moverse.

Estaba en Marzo, el mes más mierdoso del mediocre año 2015, todos sabemos que es el peor mes (debatible para los demás pero no me lo pueden pelear, Maldito Marzo, especialmente los Martes) cuando vi por primera vez Mad Max Fury Road.

La verdad es que no sé cómo hablar de Mad Max Fury Road y que llevo casi cuarenta minutos escribiendo sin sentido en Word, ya pase la etapa donde citaba a Jane Austen, en la que explicaba que era el cine para mi, inclusive describí el clima de ese día (oscuro, llovía, era Jueves, estábamos en Marzo).

Mas allá de todo lo que ya han dicho 832374 veces de la magnificencia audiovisual que es esta película, hay un núcleo debajo de todas las GUITARRAS CON FUEGO, MILLONES DE KILOMETROS LLENOS DE ARENA, ROAD TRIPS, PELEAR CON EL PATRIARCADO (¿Quién MATO AL MUNDO!?) y la cara de Charlize Theron (que dice 38483472 cosas con tan solo los ojos, Furiosa tiene tan pocas líneas pero dice tanto con acciones, tantísimo).

A lo directo: Mad Max Fury Road hizo algo que ninguna otra película ha hecho antes en mi persona, me afecto de tal manera que salí del cine con ganas de pelear con algo, riéndome como idiota por horas, y alegre en medio de esa miseria abundante en la que estaba.

El corazón de esta película es completamente humano, lo que evita que caiga en la entrañable trampa del cinismo moderno que inunda tanto a la humanidad: es mil veces más fácil pretender profundidad al apagar las luces y el espíritu de algo, “háganlo corporativo y muy limpiecito”.

Comparar Fury Road con cualquier otra película de acción (de disto pía, de lo que sea) es injusto, en ningún momento cae en la vaga intención de generar emociones en la audiencia con manipulación emocional barata, con personajes que no nos importa, con protagonistas sin emociones que se empeñan en venganza, con escenarios futuristas que nunca han conocido el polvo.

En lugar de ponernos OTRA VEZ en esos huecos negros de carisma y emociones (¡son malas! ¡Malas malas emociones! MAAAS CGI) esta película se encarga de darnos un protagonista que aunque en un principio promete ser otro de esos hombres duros (podríamos inclusive discutir que el Max anterior caía un poco en este estereotipo, sin embargo, no en la norma general.)

En un inicio Max es silencioso y sufriente, no confía en nadie ni en nada y se dedica a la acción y a sobrevivir, es completamente feral e indestructible, no solo es callado por elección propia si no que lo callan a la fuerza con un bozal, cuando Max conoce a Furiosa, ella se lo quita.

En el momento en el que la película introduce a Furiosa, y a las esposas, la sangre de la película fluye (heh).

Furiosa, que sin duda alguna se roba la película, no solo brilla por su fortaleza, si no por su vulnerabilidad y capacidad de enfrentar. Ella no es solo una maquina valiente que va y hace, vemos miedo, fortaleza y conflicto interior dentro de su personaje, no solo es “ruda y patea”, sino que es completamente humana.

Una de las bellezas de esta película es lo permisiva que es con su elenco con respecto a las emociones, Max, en un inicio, es completamente reservado y una vez más, feral. Su objetivo es llegar a otro lugar y ya, al conocer a Furiosa y las esposas, Max se permite a si mismo tener emociones una vez más, confía en ellas y les importan. A diferencia de un gran número de películas de acción que corresponden ese “me importa su persona” con “este es el interés romántico”, Fury Road se complace en establecer relaciones entre sus personajes.

Cierto, toda la trama es una carrera, de ida y de vuelta, pero el recorrido lo hacen los personajes.

Esta película no es solo, una vez más, fuego y arena y preguntarnos quien destruyo el mundo, quien es el culpable, es el camino de los personajes, los desafíos.

Ahora a lo fuerte (que tenía miedo de poner en papel, eh digo, palabras): El conflicto de Max es abandonar su estado previo retraído y feral y entrar en la vida de estas personas. Max quiere ir a casa pero ¿Dónde está?. Furiosa y las esposas tienen un lugar donde ir, inclusive, el warboy Nux tiene un lugar al que quiere ir, aunque sea después de la vida.

Todos los personajes tienen en común el desafío de llegar a un hogar, de pertenecer, esto le puede llegar a causar al espectador preguntas de tal magnitud como ¿Dónde putas vive uno en medio del desierto y sin agua?, es un mundo sin esperanza.

Sin embargo esta la promesa del “lugar donde las cosas son verdes” y el camino por recorrer, al llegar ahí y encontrarse con el vacio, Furiosa y las esposas entran al mismo nivel en el que esta Max. Al Nux enterarse que ningún sacrificio heroico lo puede llevar a Valhala, se encuentra en el mismo lugar.

Esta situación podría ser desesperante (y lo es): sin embargo, hay algo que los saca.

El camino hasta ese punto no dio recompensa, pero los unió. Como dato curioso, durante la producción de la película el equipo tuvo un “slogan” para Max: Engage to heal, o traducido al español va más o menos como “ participar para curar”

Traduzcamos esto al mundo normal sin fuego y sangre: las conexiones entre humanos ayudan a sanar, a curar heridas. Encerrarse en un vacio por todo lo malo que paso antes no hace nada más que indagar en las heridas, las pone peor.

Antes de todo esto, Max estaba solo y evitando involucrarse, intentando salvar a los demás al mantenerse lejos, probablemente porque antes toda persona a la que se acercaba sufrirse, Max evitaba todo esto para salvar a los demás, sin pensar que tal vez el ocupaba estas conexiones.

Cuando llegaron al punto vacio, todos los personajes involucrados ya estaban conectados, cuando se encontraron sin hogar, sin Valhala, sin lugar verde.

Ellos regresan al lugar que les hizo todo este daño y pelearon otra vez, y lo sanaron. Nux pudo ser un héroe, y lo hizo en vida. Las esposas tuvieron su lugar verde y su libertad en el lugar donde iniciaron, y Furiosa pudo empezar de nuevo. Mejoraron lo dañado al involucrarse y pelear, que bonito todo la verdad.

Antes de terminar hagamos una pausa en una escena previa al final: Furiosa se encuentra cerca de la muerte y necesita sangre, en un inicio, cuando Max es capturado, lo usan de “bolsa de sangre”, al escapar, Max se queda con el cable.

Cuando Max ve que Furiosa esta cerca de la muerte, el le da su sangre y su nombre.

Max, que evitaba a los demás, le dio su identidad a alguien más.

(déjenme rimar)

Tal y como lo dice Furiosa, todo ahí afuera duele, pero entre todos hicieron un hogar que no tenían, un grupo de personas completamente rotas, en un mundo roto, lo lograron sanar con sus emociones.

(WHAT A WONDERFUL DAY!)

Entonces si, por esto Mad Max es tan buena, y por esto le debo tanto.

Ese libro no existe por cierto.
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.