Twitter es twitter

Mi admirado Juan Gómez Jurado se quejaba en Twitter de Twitter con una cadena de tuits, como no podría ser de otra forma. Vamos a ello:

Yo le he respondido también con un par de tuits, uno respecto al tono general de la queja y otro enlazado al del propósito de traer algo a Twitter en 2017, además de lo que propone Juan de alegría y buen rollo:

Como ya apunto en el título, creo que esa taberna que es Twitter tiene modas, tendencias, altibajos, diálogos locos, tuits surrealistas y tantas otras cosas que lo convierten en un sistema de comunicación único. Entré en Twitter en enero de 2009 con bastante miedo. Venía del mundo de los blogs con mucha letra, con explicaciones barrocas y miles de enlaces de hipertexto, tanto es así que mi primer tuit fue este:

Y Twitter me obligó a sintetizar, a afilar los sentidos, a decir mucho en poco espacio. Ha habido épocas donde me he metido en fregados épicos discutiendo hasta con las estatuas, otras he sido más retuiteador, otras más pacificador(?), apenas he cambiado de TL, sigo a mucha gente y para ser un pringado bastante gente me sigue. Apenas he bloqueado a nadie o he dejado de seguir salvo por causas de fuerza mayor, pero lo bueno que tiene Twitter es que hay tanta variedad como en la clientela de un bar, entra y sale gente, discuten en una esquina, cuentan chistes en otra, permanecen callados en su silla. Dramatizamos en exceso el poder de esta Red que no sé cuánto nos durará por sus tremendas pérdidas económicas, y sólo somos una serie de personas de todo pelo y señal que critican o acarician al mismo personaje público un día sí y otro también. Cuando escucho eso de que tal o cual persona “incendió Twitter” se me dispara la risa floja. La inmensa mayoría de la humanidad no está delante de un teclado y sólo gente con tiempo y ganas se dedica a invertirlos en esto. Para acabar voy a parafrasear a Gila: “Si no sabes aguantar una crítica, te vas de Twitter”

Show your support

Clapping shows how much you appreciated MiKeL’s story.