Solo tú

Silencios eternos
pronunciados por voces del olvido
y el presente de una vida
teñida por tus pálidos colores

Tú, que piensas en frío
que adoleces de sustancia
que siembras huestes de dolor
y eliges con rigor

Cruje la madera mientras
el río recorre los largos pasos
cuando la Luna se ubica en su lugar
solo para tu odioso deleite

Ríes y gritas con estridente trino
te bamboleas por las azoteas con sutil gracia
¡Bailas! maldita
te regocijas con tu obra

Quieres poseernos
te gusta ladearnos a cada instante
pasarnos de cerca
mirarnos con tu risa demente

Tú, que buscas desgraciarnos
que deseas profanar cada día
del resto de nuestros días
¡Tú! terrible perra

Ven conmigo nefasta huérfana
ven si te atreves, error de los eónes
quizás logres tu objetivo
quizás termines conmigo para siempre

Pero juro por Dios y por el Diablo
que por el resto de tu vida
borraré esa estúpida sonrisa de tu cara
imbécil y puta Muerte