La Plata: represión y nuevos despidos de trabajadores estatales

Texto: Facción / Fotos: Kaloian Santos Cabrera para Facción

Alrededor de 200 trabajadores municipales platenses fueron violentamente reprimidos en la mañana de hoy al manifestarse en el frente del edificio público de la capital bonaerense en protesta por los despidos sufridos, siendo atacados con balas de goma y gas pimienta por parte de Infantería de la Policía de la Provincia de Buenos Aires. El saldo fue de unos 20 heridos, entre ellos una mujer que recibió 8 balazos en su espalda. La marcha de los trabajadores municipales se produjo en protesta por la decisión del intendente electo en noviembre último, Julio Garro, de no renovar los contratos de aquellas personas cuyos convenios vencieron el 31 de diciembre pasado.

El conflicto comenzó a desarrollarse ni bien Garro asumió el Ejecutivo Municipal, cuando dejó cesantes a unos 4.500 contratados entre cooperativistas y trabajadores comunales. La explicación para tan controvertida decisión fue que ese dinero no se utiliza para el pago de salarios de los cooperativistas, sino que quedan en manos de punteros políticos los que a su vez deciden cual será el sueldo de cada trabajador quedándose con un porcentaje del mismo.

Al respecto, el secretario General del Municipio Javier Mor Roig precisó que desde su asunción el intendente Garro dio un claro discurso apuntando a lograr la transparencia del sistema, terminando con los puestos políticos con el objetivo de que la plata de los impuestos vuelva en servicios a los vecinos y deje de mantener al puntero de turno. Asimismo, aseguró que los contratos que motivan el conflicto van a ser analizados.

La manifestación reprimida esta mañana es la última de una serie de medidas que vienen sosteniendo los trabajadores municipales desde que tomaron conocimiento de la decisión de la nueva gestión de no renovar los contratos. El 5 de enero pasado salió a la luz que más de 3.000 empleados municipales habían sido despedidos, lo que provocó que un grupo de trabajadores ocupara los pasillos del Palacio Municipal de La Plata al día siguiente para reclamar contra la decisión de no renovar. La nueva administración asegura que no hubo incidentes relacionados a esta resolución, pero muchos manifestantes expresaron haber sido golpeados. Desde ese momento una férrea guardia de Gendarmería Nacional custodia el edificio de la Municipalidad platense.

Like what you read? Give Facción Latina a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.