FinTech para “dummies”

¿Cuantas veces has escuchado la palabra FinTech? Sí, es que el fintech está de moda, suena más que la pachanguita de Carlos Vives en el furor de los veranos. Hasta mi madre, que tiene 64 años y serias dificultades para entender que los mensajes “privados” que pone en mi muro de facebook son públicos, a escuchado acerca del fintech.

¿Qué es el FinTech? No es más, ni menos, que el desarrollo de la tecnología aplicada, de manera intensiva, a los servicios financieros. Si quieres ampliar acerca del concepto, solo debes buscarlo en wikipedia.

La innovación de por sí no es una idea nueva, en realidad los bancos vienen innovando en sus servicios financieros desde hace ufff… Dicen por ahí que hay registros de bancos desde la época de Babilonia, así que desde esos tiempos a hoy, no hay dudas que sus procesos y servicios han evolucionado muchísimo.

¿Qué ha pasado estos últimos años? El avance exponencial de la tecnología y las comunicaciones, han democratizado (en todos los ámbitos, y la banca no es la excepción) la posibilidad de innovar. Solo se necesita una computadora y saber programar para mejorar un proceso con el cual no nos sentimos a gusto (no es tan simple, pero permítanme simplificar las cosas al menos por un momento).

Los bancos raramente son del agrado de las personas. Puede haber muchas razones…, Google arroja 4,620,000 resultados cuando escribes “por qué odiar a los bancos”. Si las lees todas y puedes sintetizarlas en 5 te lo agradeceré mucho (compártelo con todos nosotros).

Las millones de razones significan millones de oportunidades para los emprendedores de innovar en lo que los bancos no logran hacer bien, o millones de oportunidades para los bancos de hacer las cosas mejor.

¿Quién crees que tiene los incentivos más adecuados para cambiar cada una de esas razones? La respuesta correcta es los emprendedores; y así surge la industria del FinTech, como una oportunidad de innovar en cada una de esas razones, los usuarios pasan a ser el centro y propósito único, de estas nuevas organizaciones.

Ejemplos de compañías de Fintech hay muchos y variados, merece la pena esscribir un post específico, existen “bancos” completamente digitales que integran servicios de terceros (Number26), hasta compañías de compra/ venta de divisas (Kantox), o de transferencias de dinero (Transferwise). También compañías de créditos en línea (Funding Circle o Lending Club), de pagos (PayPal) y la lista sigue hasta Criptomonedas y Blockchain.

Las compañías de FinTech, independientemente de lo que busquen resolver, tienen algo en común, buscan quitar a los intermediarios, mejorar procesos, bajar los costos y democratizar el acceso a los servicios financieros. En síntesis, buscan hacernos la vida más fácil.

Los bancos, por más que se resistan, difícilmente podrán ir tan rápido como las compañías de tecnología. A diferencia de las canciones de Carlos Vives, el FinTech llegó para quedarse más allá de los veranos.