Las paraguayas, mujeres que dejan huella

“La mujer paraguaya es la más gloriosa de América”, afirmó el papa Francisco. No es para menos ya que el papel histórico de la mujer paraguaya fue excepcional en el continente: a ella le cupo reconstruir todo un país.

El festejo de la mujer paraguaya se celebra en conmemoración a la asamblea del 24 de febrero de 1867, en donde las mujeres de nuestro país decidieron donar sus joyas para la guerra de la Triple Alianza. Ellas no solo hicieron donaciones o asistieron como enfermeras, esposas o hermanas, sino que también combatieron en el frente de batalla, donde además de convertirse en soldados enfrentándose a ejércitos enemigos, tuvieron que vivir otro panorama tras la guerra; uno en donde el país perdió 2/3 de su población junto con un importante porcentaje de territorio con campos de cultivo e industrias enteras destruidos. Las mujeres paraguayas fueron las que reconstruyeron el país, dejando su estela a lo largo de la historia y haciendo contribuciones invalorables a sus descendientes.

Paraguayas que hicieron historia.

Además de doña Juana María de Lara, declarada prócer de la independencia paraguaya, también Facunda Speratti, apodada “novia de la Independencia”, desempeñó un rol en la gesta. Speratti fue además la esposa de Fulgencio Yegros y vivía en la casa de los Martínez Sanz, actual Casa de la Independencia, en donde se reunían los próceres.

Elisa Alicia Lynch, apodada Madame Lynch, es infaltable en el recuento de la historia del Paraguay visto desde las mujeres. Si bien era irlandesa de nacimiento, su vida en el país al lado del Mariscal López, la vuelve paraguaya de adopción. Madame Lynch no solo acompañó al Mariscal durante la guerra sino que fue la responsable de traer al país diferentes innovaciones europeas como música, libros, modas, vestimentas e incluso recetas de cocina.

Las Residentas fueron mujeres paraguayas de todas las clases sociales que primero donaron sus pertenencias, cultivaron la tierra, asistieron a heridos y tejieron indumentarias para luego combatir en el campo de batalla. Incontables mujeres sirvieron como soldados en las últimas etapas de la Guerra Guasú. Una de las mujeres más recordadas por los historiadores debido a su valentía en el combate fue Ramona Martínez, llamada también “heroína de Itá Ybaté”. Así mismo, las heroínas de Piribebuy fue un grupo de casi 100 mujeres que resistió el embate enemigo con valor.

Tras la guerra, las hermanas Adela y Celsa Speratti, agotaron sus esfuerzos en la fundamental labor de reconstruir la educación pública del Paraguay. Generaciones de docentes les deben a las hermanas Speratti su formación, repercutiendo de esta manera su labor en innumerables niños distribuidos en la República.

Serafina Dávalos, la primera mujer universitaria y abogada del Paraguay marcó numerosos hitos. Fue la primera mujer en ocupar un cargo en la Corte Suprema de Justicia además de que fundó varios movimientos feministas. Su tesis, “Humanismo”, sigue siendo recomendada en la actualidad y provocó un gran escándalo en la época.

Josefina Plá, nació en España pero llegó al Paraguay de la mano de su compañero el artista paraguayo Julián de la Herrería. En nuestro país Josefina Plá desplegó toda su labor artística e intelectual, ganándose un lugar entre las mujeres que más han contribuido al país. Periodista, pintora, escritora, escultora, poeta; el legado de Plá es gigantesco y hasta imprescindible para el acervo cultural paraguayo.

Las mujeres de la Guerra del Chaco, desempeñaron un rol fundamental en la última guerra vivida por el país. Fueron enfermeras, donaron recursos e inclusive algunas combatieron vestidas de hombre como los casos de Manuela Villalba, Dolores Giménez y Florentina Romero López entre otras mujeres soldados en la Guerra del Chaco.

Nuestra lista no pretende ser exhaustiva; las mujeres más gloriosas de América no pueden agotarse en un simple artículo. Ellas contribuyeron y siguen contribuyendo al desarrollo del país, no solo como madres o compañeras, sino como protagonistas de nuestra historia; construyendo con dedicación, trabajo, compromiso y amor un invaluable legado para todos los paraguayos.

¿Qué otras grandes mujeres paraguayas creés que también debemos recordar en este día?

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Farmacenter Paraguay’s story.