Opinión “Espacio Basura” de Rem Koolhaas

El concepto Espacio Basura abarca diferentes definiciones: una de ella comprende el espacio basura como áreas dentro de la ciudad que están pérdidas o en desuso por obsolescencia o desparrame urbano (Hilary Powell); otra lo describe como el exceso de los “no-lugares”, centros comerciales, recintos o espacios de ocio, “una acumulación condicional y espacio acondicionante” (Rem Koolhaas) que gira en torno al consumo de lo innecesario.

El espacio basura según Rem Koolhaas, “aparenta ser un espacio, es residuo del espacio moderno o, por otro lado, es el presagio de lo que ocurrirá en todas partes.” Es un espacio sin límites, sin orden, sin verdad, es un imperio de confusión donde no existen prejuicios, orden ni jerarquía; un espacio de saturación donde reina la ambición del “mas” y la acumulación como fin en sí mismo. También puede ser entendido como espacio sellado y artificial, desvinculado del exterior, en donde se alojan las actividades humanas pero que al mismo tiempo “hace incierto el lugar en el que estamos y obstaculiza el camino por el que vamos (opera haciendo frente a la situación real)”. Algo no pensado pero que organiza las ideas, invade nuestros sentidos y nos seduce, va directo a nuestros gustos y ataca nuestras debilidades. El espacio basura, según el famoso manifiesto de Koolhaas, aprende de nosotros, nos conoce más que nosotros mismos, se expande a todos los ámbitos de nuestra vida (a todas partes), es un panóptico, un espía o nuestra propia sombra. En él reina la actividad de entretenimiento, el flujo de mercancía, humanos, información y dinero.

Fuentes:

https://ciudaduprp.wordpress.com/2010/05/06/sobre-el-espacio-basura

ali���Z�

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.