“Aniversario del Nacimiento del Imam Al-Yawad (P)”

El Imam Muhammad Al-Yawad (P) fue el noveno Imam, tras la muerte de su padre ‘Alí Ar-Ridha (P), y asumió el Imamato a la edad de los nueve años.

Los seguidores del Imam Ar-Ridha (P) estaban preocupados porque él carecía de hijos, y no sabían qué sucedería con el Imamato en caso que muriese.

El Imam Muhammad Al-Yawad (P) fue el noveno Imam, tras la muerte de su padre ‘Alí Ar-Ridha (P), y asumió el Imamato a la edad de los nueve años.Los seguidores del Imam Ar-Ridha (P) estaban preocupados porque él carecía de hijos, y no sabían qué sucedería con el Imamato en caso que muriese. Este asunto preocupaba a los shi’ítas, ya que según las narraciones recibidas del Profeta (Bpd) así como las de los Imames (P) anteriores, sostenían la creencia de que el noveno Imam sería hijo del octavo, por ello se encontraban en espera de que Dios Todopoderoso otorgara un hijo y sucesor al Imam Ar-Ridha (P). Inclusive a veces iban a visitarlo y le decían que pidiera a Dios que le diese un hijo y heredero. Este gran hombre los tranquilizaba diciendo: “Dios me dará un hijo que será mi heredero y el Imam después de mi”.

Biografía e Infancia del Imam Muhammad Al-Yawad (P)

Finalmente el día 10 del mes de Rayab del año 195 d.H. (811 d.C.) nació el Imam Muhammad At-Taqi (P). Su nombre era “Muhammad” y lo llamaban Abu Ya‘far y sus títulos más utilizados para él eran At-Taqi (el piadoso) y Al-Yawad (el generoso).

Su nacimiento trajo felicidad y causó que la sociedad Shi‘ah consolidara su fe y creencias, ya que al nacer terminó con la duda que se había creado en algunos de éstos como consecuencia de la tardanza de su nacimiento.

Su madre se llamaba “Sabikah”, y el octavo Imam la nombró Jaizaran. Esta honorable dama pertenecía a la familia de “Mariya Al-Qubtiah” la esposa del Profeta (Bpd) (Mariya al-Qubtiah la Copta) fue una de las asistentes del Profeta (P) que el Mensajero la tomó como esposa. Ella fue la madre de Ibrahim, el hijo del Gran Profeta (Bpd) que falleció cuando era pequeño), y en cuanto a sus cualidades morales era una de las mujeres más destacadas de su época. El Profeta (BP) respecto a ella dijo: “Ella es una de las mejor mujeres de su época”.

Y el séptimo de los Imames, el Imam Musa Ibn Ya‘far (P), mencionó algunas de sus virtudes antes de que esta dama fuese tomada como esposa por el Imam Ar-Rida (P), envió saludos a ella por medio de uno de sus seguidores llamado Yazid Ibn Salit.

“Hakimah”, la hermana del Imam Ar-Rida (P) cuenta: “Cuando nació (su sobrino) el Imam Muhammad At-Taqi (P), mi hermano me pidió que me quedara con Jaizaran. El tercer día después del nacimiento del infante, éste abrió sus ojos y luego de mirar hacia el cielo y hacia la derecha e izquierda dijo: Atestiguo que no hay divinidad más que Dios y atestiguo que Muhammad es Su Enviado.

Al observar esta escena tan maravillosa me levanté rápidamente y fui a ver a mi hermano para relatarle lo sucedido. El Imam dijo: “Las maravillas que verás en él después de esto, serán mayores de lo que has observado hasta el día de hoy”.

“Abu Yahia San‘ani” relata: Había visitado al Imam cuando le trajeron al Imam Al-Yawad (P) que era aun un infante. Dijo: “Este es un niño que entre la Shi‘ah no ha nacido alguien que traiga para ella más bendiciones que éste”.

Tal vez estas palabras del Imam hacen referencia a lo mismo que nosotros nos habíamos referido anteriormente, ya que el nacimiento del Imam Al-Yawad (P) terminó con las preocupaciones de los shi’ítas respecto al sucesor del Imam Ar-Ridha (P), salvando así a la fe de éstos de cualquier duda.

“Nawfali” cuenta: Cuando el Imam Ar-Ridha (P) viajó a Jurasán le dije: “¿Tiene alguna orden para mí?”

Dijo: “Es obligatorio para ti que siguas después de mí a mi hijo Muhammad. Yo voy a un viaje del cuál no regresaré”.

“Muhammad Ibn Abi ‘Ibad” que era uno de los escribas del Imam relata: “Este generoso hombre llamaba a su hijo Muhammad (P) por su sobrenombre (costumbre y muestra de respeto en la sociedad árabe de ese entonces), y cuando recibía alguna carta del Imam Al-Yawad (P) manifestaba: “Abu Ya‘far me ha escrito”. Y cuando (por orden del Imam Ar-Rida -P-) escribía alguna carta para Abu Ya‘far (P), lo trataba con respeto y grandeza. Y las cartas que recibía del Imam Al-Yawad (P) estaban llenas de bellas y elocuentes palabras”.

Este mismo hombre cuenta: Escuché al Imam Ar-Rida (P) decir: “Después de mí, Abu Ya‘far (P) será mi heredero y sucesor de entre los de mi familia”.

“Mu‘ammir Ibn Jalad” dice: Mientras el Imam Ar-Rida (P) recordaba un asunto dijo:

“¿Qué necesidad tenéis de escuchar este asunto de mi boca? Es Abu Ya‘far (P) aquél a quien he elegido como mi sucesor (cualquier pregunta y problema que tengáis él les responderá). Nosotros pertenecemos a la familia que los hijos heredan por completo de sus padres (las verdades, sabiduría y la ciencia)”. (Estas palabras del Imam se refieren a que toda la ciencia y la jerarquía del imamato son heredadas del Imam anterior al siguiente Imam, y esto es especial del Imam y no de los demás hijos de los Imames).

“Jairani” cuenta que su padre dijo: En Jorasán estaba yo con el Imam. Alguien le preguntó: “¿En caso de que os suceda algún percance, a quién debemos recurrir?”

Le respondió: “A mi hijo Abu Ya‘far”.

Parecía que el preguntador no consideraba suficiente la edad del Imam Al-Yawad (P) (y pensaba que como podría un niño ser responsable del Imamato). Entonces el Imam agregó:

“Dios Todopoderoso, eligió a Jesús (P) como profeta y mensajero mientras que su edad era menos que la edad con la que cuenta Abu Ya‘far en estos momentos”.

“‘Abdullah Ibn Ya‘far” manifiesta: Acompañado de Safwan Ibn Yahia fuimos a visitar al Imam Ar-Rida (P), en ese entonces el Imam Al-Yawad (P) contaba con tres años y se encontraba presente. Preguntamos al Imam (P): “Si ocurriese algún percance para vos, ¿quién será vuestro sucesor?”

El Imam señaló a su hijo Abu Ya‘far y dijo: “Éste, mi hijo”.

“¿A ésta edad?” Le preguntamos.

“¡Si, a esta edad! Dios Todopoderoso eligió como Su Mensajero a Jesús (P) cuando contaba con menos de tres años”.

Tras la muerte del Imam Ar-Rida (P) algunos plantearon que el Imam Al-Yawad (P) él era demasiado joven para ser el Imam, dio muestras de su capacidad y conocimiento ante todos. ‘Alí Ibn Ya’far, un hijo del Imam As Sadiq (P), tomó su mano y dijo: “Atestiguo por Dios Altísimo que tú eres mi Imam”. Al-Yawad (P) llorando le dijo: “¡Oh, tío! ¿Acaso no has oído a mi padre decir que el Mensajero de Dios (BP) le dijo a mi ancestro (‘Alí) que uno de sus descendientes sería el hijo de la mejor y más hermosa esclava nubia, quien sería perseguido, exiliado y privado de su padre, y que su nieto sería el Imam oculto (el décimo segundo Imam -P-), del cual se dirá que ha muerto, o que ha sido asesinado, o cualquier otra excusa” El le contestó: “Es cierto”.

El apelativo del Imam era Abu Ya’far, o Abu Ya’far Az-Zani (el segundo para diferenciarlo del Imam Baqir -P-). También se lo llamaba “At-taqi” (persona que se aleja de los pecados).

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.