10 AÑOS DE BITCOIN: CONCLUSIONES Y EXPECTATIVAS

Aquel 31 de octubre de 2008 Satoshi Nakamoto publicó un documento académico de nueve páginas que explica cómo funcionará “Bitcoin”, el autor lo definió como: “un sistema de efectivo electrónico persona-a-persona” que no necesita de instituciones financieras e intermediarios para funcionar. Se estima, que la creación de Nakamoto es en respuesta a la crisis hipotecaria de Estados Unidos, que luego de contagiar al resto del mundo, terminará en 2008 en una crisis financiera de escala mundial. Hasta hoy la identidad de Nakamoto es desconocida, lo que agiganta su figura por el inconmensurable aporte de la economía en general y la criptomonedas en particular.

El documento ofrece la primera descripción del ledger de blockchain o registro público descentralizado. Aquí encontramos a la tecnología que sustenta dicha moneda digital y que se considera es la primera revolución tecnológica del Siglo XXI. Se cree/considera esto, por los alcances que promete tener en otros campos. Además de la transmisión de valor, eliminando todo tipo de intermediarios, y a su vez garantiza la confianza y seguridad en su interacciones y transacciones.

Luego de cumplido décimo aniversario de la red Bitcoin, podemos afirmar las siguientes cuestiones:

  • La red es estable y confiable, ya que hasta aquí nunca fue hackeada y nunca dejó de funcionar las 24 horas del día y los 7 días de la semana, record para nada despreciable si se tiene en cuenta que otra red de pagos mundialmente utilizada como, nada más y nada menos, que la tarjeta Visa estuvo caída unas horas en toda Europa el 1 de junio este año;
  • La red permite efectivamente prescindir de terceros intermediarios como instituciones estatales o agentes financieros privados, reduciendo así los costos de transferencias internacionales, por ejemplo;
  • La volatilidad de su precio en dólares es muy alta, si bien en lo que va de 2018 ha bajado considerablemente;
  • Por su emisión limitada prestablecida en el código de programación, propone una economía deflacionaria donde el individuo podrá resguardar valor con la sola tenencia y no estará incentivado a consumir por la pérdida de valor del dinero como sucede con las monedas emitidas por los Estados, inclusive el dólar;

Por otro lado, la criptomoneda ha sido atacada más de una vez por distintos actores que proponen sentencias que no son ciertas como las siguientes:

  • Bitcoin sirve para financiar el terrorismo y lavado de dinero”, es difícil imaginar que no llegando Bitcoin a representar ni el 2% de los Dólares Norteamericanos circulando por el mundo, se utilice como principal medio para delinquir;
  • Bitcoin no tiene ningún respaldo” solo la confianza de la comunidad que lo utiliza, apelando al desconocimiento común de que el dólar tampoco tiene respaldo físico metálico desde el Tratado de Bretton Woods en 1944;
  • Sus problemas de escalabilidad no permiten que su adopción se masifique”, si bien es cierto en principio que la cantidad de transacciones por segundo de Bitcoin no llegan ni al 1% de las que realiza la red de la Tarjeta Visa en todo el mundo, la comunidad de la red ya desarrolló una implementación demoninada “Red de rayos” o Lightning Network que resuelve el problema y es cuestión de esperar que su adopción se expanda a todos los usuarios;

A pesar de la caída de precio desde su pico en diciembre del año pasado, el futuro de la red demuestra un franco crecimiento. Se considera que la cantidad de agentes (empresas, usuarios y desarrolladores) que se suman a la red creando casas de cambio y nuevos servicios son muestra real de la pregnancia/aporte de ellos al sistema. Así como, la red crece al ritmo que se instalan cajeros automáticos, que resultan claves para el intercambio fiduciario por Bitcoin y otras criptomonedas. Asimismo se siguen trabajando sobre mejoras del protocolo en búsqueda del óptimo funcionamiento del sistema/red.

Analizando la red, la variable sensible del bitcoin para el público masivo es su cotización en dólares, dicho de otro modo su precio. Se espera que se vea afectada por eventos no muy lejanos como la probable suba de la tasa de referencia de Reserva Federal de Estados Unidos en diciembre próximo. Otro suceso que puede afectar a bitcoin es la discusión por la aprobación de fondos cotizados que operen con bitcoins por parte de la Comisión de Valores (SEC) de los Estado Unidos, lo que podría abrir la puerta a grandes inversores institucionales y fondos de inversión.

Finalmente cabe mencionar que no todos los Estados nacionales han expresado posiciones determinantes, respecto a la regulación de Bitcoin y su tratamiento fiscal, situación que añade incertidumbre hacia el futuro.