Cainitas en las gradas

La mercantilización del fútbol moderno hace cada vez más difícil que los aficionados encontremos jugadores implicados emocionalmente con el club.

En el Atleti tenemos varios jugadores que han dado muestras sobradas de sentir los colores. Pero, ¡ay!, los españoles somos cainitas incluso en el fútbol. Cuando vemos a uno de los nuestros cometer algún fallo, el ADN nos delata; en vez de comprender el error, nos tornamos en el más implacable de los fiscales.

A single golf clap? Or a long standing ovation?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.