Fomento cultural y ámbito social

En México, la cultura ha pertenecido a un sector privilegiado durante mucho tiempo, siendo al inicio los hombres de clase alta lo que tenían acceso a un oficio y a una educación superior, excluyendo a mujeres y toda la demás población de clase inferior.

A pesar de los programas de gobierno y las escuelas públicas, la cultura en general se fomenta en toda la actividad humana. El tener experiencias y valores inculcados hará que tu cultura crezca cada vez más conforme a la exposición al medio.

Esta cultura está aprehendida por ciertos sectores del país, siendo el gobierno quien lo fomenta y lo instaura, idealmente. Pero el punto está en no quedarse con lo que nos dan. Uno como individuo debe siempre estimular el conocimiento y la apreciación de las cosas para que esta cultura pueda ser perpetua.

A veces las personas piensan únicamente en traer a sus casas cada día comida para sus familias. Al no estar concentrados en su entorno familiar o en otras cosas más que el trabajo y los gastos, esta cultura se ignora y se ve reflejado en el propio hogar; violencia familiar, descuido…

Las familias de escasos recursos tienen a Televisa y TV Azteca que sacan día a día telenovelas “buenísimas”, donde los ideales de la sociedad no cambian y la marginación hacia esas clases se mantiene evidente en estos programas denigrantes para la mayoría de sus espectadores.

Mientras que por el otro lado, las familias más privilegiadas tienen los medios para buscar otras alternativas; clases de idiomas, instrumentos, deportes, tiempo familiar, diversión, viajes, museos, etc. Este sector que comprende de entre la clase media y media-alta, hacia arriba.

Estas clases pueden tener otro tipo de perspectivas debido al fomento de la cultura que se les ha dado desde pequeños y así seguir por generaciones, estudiando en el extranjero, comprando libros de su interés y teniendo un entorno cultural bastante rico en comparación a la mayor parte de la población.

Aunque los programas de gobierno instauren centros de cultura, mientras se siga marginando a los sectores de la población, esto no cambiará. El estímulo de la cultura debe ser constante y aprovechado para que los mexicanos y mexicanas podamos volvernos una población uniforme.

La gente debe tomar conciencia y crear un criterio propio que les permita desarrollar una vida basada en sus sueños y trabajar por sus ideales y no por quincenas que vienen de algo que hacen desganados. Mexico es un país con demasiado potencial, pero con una población que no ha sido motivada correctamente.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Fer Acosta’s story.