Carta para Fer de sus últimos días.

Mi querido Fer, te espera una vida próspera, donde no te faltara nada, tendrás una gran casa de dos o tres pisos, el carro del año, ese Mazda que deseas sera tuyo. Tendrás una hermosa esposa y un par de hijos latosos, un hijo tremendo que vas a querer ahorcar como Homero lo hace con Bart, una niña a la cual le obligaras a usar un suéter hasta que cumpla sus 30 y que tendrá una camisa que diga ‘If you hurt my daughter I will find you and I will kill you’. Tendrás a esos 3 perros que quieres, un Husky, un Akita Inu y tu Pitbull. Tendrás ese cuarto que parece una jungla donde estarán todos los gatos durmiendo sobre las repisas pegadas a la pared, forrado todo el cuarto para que los gatos puedan escalar por donde quieran.

Serás un excelente programador, trabajo te sobrara y serás ese escalón para las siguientes generaciones. No seras el mejor bailarín puesto que eres torpe, pero lo disfrutaras por muchos años, disfrutaras bailar con solo sentir las vibraciones del bajo, y te seguirás queriendo revolcar en el suelo cada que escuches algún breakbeat .

Hasta aquí todo está con increíble.. ¿cierto?

Pero para esto necesitarás pasar unas cuantas pruebas, de antemano vas a sufrir mucho para que esto se cumpla, sacrificaras esas cosas que tanto amas, no con esto las dejaras por completo, pero tendrás que enfocarte para lograr tu “sueño guajiro” como dicen tus amigos. Vas a perder salud, no te vas a librar de esos dolores de espalda y rodillas. Poco a poco iras perdiendo esas amistades que alguna vez creíste te acompañaria hasta el final, se quedaran solo en calidad y no en cantidad.

Te van a criticar, te harán sentir mal, te lastimaran donde mas te duele hasta te querrán romper llegando el punto de que no quieres ni levantarte de la cama, entenderás que no te van a querer ver feliz porque si ellos no son felices, tu no mereces serlo.

Te van a traicionar y recibirás más daño del que normalmente permitirias, de la misma manera pondrás la mejilla porque entenderás que a veces es mejor callar y agachar la cabeza, que seguir peleando contra una pared.

Pero esto te hará fuerte y sabrás cuando debes poner un alto, afrontar tus miedos a fallar, tal vez esto te hará romper algunos lazos, y dolerá como no tienes idea alguna, pero esto es parte de crecer. Sabrás tomar las mejores decisiones, no te van a agradar para nada te lo aseguro, pero aprenderás a evaluar si vale la pena o no tomar esos riesgos.

Las personas se irán adelantando en el camino, amigos, familiares, conocidos, tus mascotas tambien se iran.

¿Recuerdas cuánto lloraste de niño por tu hámster Cuquis?

¿Recuerdas cuánto sufriste cuando falleció tu gato Julio?

¿Recuerdas cuando soñaste ese mismo día que él seguía vivo, y al despertar verlo frío e inerte?

¿Recuerdas esos estupidos comentarios de “solo era un gato”?

Creeme que eso no se compara a lo que vas a sentir cuando tengas que despedirte de todos, pero debes resistir y ser fuerte, es parte de la vida mi Fer.

No te aseguro que estes en los últimos alientos o en el entierro de tus amigos, dudo que puedas incluso despedirte de todos y para esto no hay solución. Tendrás que aprender a vivir con ello, pero como consuelo te diré que no es importante el inicio o el fin, sino la transición.

Esto solo es un 5–10% de lo que te tocará vivir, lamentablemente no vives en un mundo ideal, es tu tarea hacer tu mundo ideal.

Por último solo me resta por decirte, que es poco probable que tu ‘sueño’ se cumpla por completo, puede que falle tal vez un 5%, o inclusive llegue a fallar un 99%. Es la vida, a veces no será justa y te podrá quitar todo en un segundo, aunque seas una buena persona eso no te exenta o te dará segundas oportunidades.

Pero lo bueno de todo esto es, que vas a crecer y te harás fuerte, adquirirás experiencia y fortaleza para afrontar cada reto que se te atraviese, de una forma u otra los superaras, no te pinto un mundo perfecto, te pinto la realidad y porque te quiero te lo digo, al final somos el mismo ser.

Como estás leyendo esta carta a tus 22 años, puede que esto ocasione que se alteren unas cosas, confío plenamente que al leer esto sabrás tomar mejores decisiones que yo en mi tiempo no supe hacer.

Haz que tu familia se sienta orgullosa de lo que eres, sientete orgulloso de lo que eres y de donde vienes.

Confío que dejaras de ser poco a poco tan idiota, imprudente, desesperado, necio, terco, chiflado, ególatra, crédulo, tímido…podría seguir pero solo seria gastar energía innecesaria la cual ya no tengo.

Animo, recuerda lo que siempre decimos…

¿Qué es lo peor que puede pasar?