Trastornos psicológicos en los bailarines.

No todo en la danza es dulce…

La danza conlleva un trabajo físico y psíquico importante, especialmente si hablamos del ballet clásico, o bien de la danza moderna, contemporánea o el jazz.

El escenario en el que se hallan los bailarines, algunos de ellos hacen del éxito profesional una necesidad más que un objetivo. Para los bailarines ser profesional consiste en conseguir que el público sienta que uno está disfrutando mientras baila, confrome a sus movimientos y expresion corporal, “ponerte la piel chinita”.

A veces esta pasión y obsesión pueden llegar a ser contraproducentes. Un excesivo perfeccionismo, por ejemplo, puede llevar a los bailarines a proponerse metas poco realistas y la ambición por lograr dichos resultados puede constituir un factor de riesgo , asi como un peso bajo (A veces irreal), pies defromados o una felixibilidad mayor.

La danza es un arte bello y expresivo, pero si existe una obsesión, puede ser alarmante.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated fernanda_lzrz’s story.