El Diario de Agustín

Te esperé y no llegaste

Bailé, te besé, te encontré y dormimos.

Te pedí pololeo, me pediste pololeo.

Dormimos, despertamos y nos arrepentimos.

Somos amigos, nos tocamos, nos queremos.

Nos abrazamos, nos calentamos, nos miramos.

Te escucho, me escuchas y te vuelvo a escuchar.

Aprendí a ver, aprendí a sentir, a tu cuerpo y el mío.

Te asustas, te escapas y te callas.

Te observo, te espero y te entiendo.

Sonrío, lloro y te abrazo.

Me lees, te ocultas, ¿qué ocultas?

Tu miedo, tu historia y tus otros miedos.

Te amo, me quieres, me dejas.

No entiendo, te siento y siento.

Nos sentimos, nos amamos y escapas.

¿Qué te pasa?

Nos reencontramos, hacemos el amor. Por fin. Primera vez.

El tiempo, la espera, el azar.

Me duermo, te escribo y te pienso.

Fe, ¿debo tenerla?

Te espero. ¿Te espero?

No se espera, fluye.

Primera vez, primero todo.

Te amo y te quiero.

Estás lejos, están tus ojos.

Te fuiste, yo me quedé.

Te esperé y no llegaste.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Fernán Varas’s story.