Expectativa rota-Tri

Ya se acabó la preparación mundialista más importante del 2017 para México y de un torneo de 8 equipos terminamos en 4to lugar, a la mitad. Esa posición a la que ya estamos acostumbrados en los mundiales porque sólo una vez en nuestra historia hemos pasado los octavos de final y ahí, en los octavos es donde terminamos nuestras participaciones mundialistas. Y pos’ la neta que ardor ¿no?

Somos un país bien futbolero entonces parecería que la afición y nuestro futbol se merece un resultado distinto al de cada cuatro años. Pues siento romper con sus ilusiones de osito cariñosito, pero estamos en donde nos alcanza estar, somos un equipo top 16 del mundo y aunque nos creamos mejores de lo que somos, es donde podemos estar.

Parecería que no quiero, ni apoyo a la selección de futbol. En realidad, es todo lo contrario, si por algún equipo sufro en mi vida es por los chavos que visten la playera verde, pero trato de generar mis propias expectativas del equipo y no sufrir por lo que dicta la mafia del poder del futbol mexicano.

Hoy por hoy México no tiene un proceso a futuro para lograr trascender en lo futbolístico. Quedó campeón Alemania un equipo que tiene 13 años con un DT involucrado en el equipo mientras que en esos 13 años México ha cambiado de entrenador en 9 ocasiones ya sea para un partido, un torneo, pero ha habido 9 cabezas, con 9 estilos diferentes de juego. Parecería que tenemos un futbol basado en los tiempos revolucionarios donde cambiábamos de presidente más rápido que de calzones.

Perdímos contra Portugal ¡Híjole que desgracia! El campeón europeo. Y eso que se alineó un equipo con dos laterales nominales, jugó Rafa, el contención más cercano a lo nominal que llevábamos y jugó crack-Vela. Entonces ¿qué pasó? Cristiano se fue a su casa a jugar con sus bebés recién nacidos ¿Por qué nos anotaron goles?

Si con algo estoy sumamente incómodo con este rota-Tri es con la ausencia de planteamiento defensivo del cuadro mexicano. Pero con el planteamiento y nada más, ningún jugador de la zaga defensiva mexicana me parece un tronco, un muerto, ni cualquier adjetivo genérico reventador. Pero por sistema somos endebles, es rara la vez que estamos ordenados para recibir un ataque rival y pos’ nos hacen pagar caríchimo de París en cada jugada. Pero ¿saben qué? No hay pedo, lo pago. Porque la Copa Confederaciones es un torneo de PRE PA RA CIÓN, si ustedes esperan trascender por ganar este torneo no podrían estar más equivocados. Nadie que gane este torneo ha ganado el mundial. Y México cuando lo ganó con Lapuente, quedamos en 8vos. También, chatos.

- Tampoco ninguna selección europea había ganado en América y tómala, perro. Llegó Alemania. En fin-

Nos encantan los resultaditos, enfocarnos en el partidito, si quieren mi opinión a mi poco me importa el resultado de la Confederaciones. Yo quiero que México llegue a tope al mundial de Rusia y si necesitaba 2 cachetadas de autoridad para enderezar las ideas, pues que así sea.

Y digo, yo no voy a ser la voz de la razón para toda la afición, ño. Pero el aficionado mexa está bien acostumbrado a no aguantar nada, somos altamente impacientes cuando vienen derrotas y no podemos sacar el pecho de gorrión para decir que son lo mejor que ha pisado la tierra. Necesitamos ponernos a chambear, caer y que nos duela para entonces gozar a largo plazo.

Ya sé que estamos desesperados porque abarrotamos estadios, compramos playeras y luego nos aplican la de mujer engañada, pierden y estamos para el equipo. ¿Saben qué? Si no nos gusta, yo soy abanderado de hacer cosas distintas. No nos gusta lo que hace el fut mexicano en general. No vayamos al estadio, no compremos playeras, no lo veamos por la tele. Esa sería nuestra manera de reclamar, pegando donde duele, en el negocio.