Abriendo nuevos caminos

Siente uno que va muy bien. Los esfuerzos realizados se convierten en realidades que van más allá de los sueños… esos sueños que se veían tan lejanos que era preferible despertar para no sentir decepción, y sin embargo se hicieron realidad. Todo gira coordinadamente hasta el momento en que se presenta una nueva situación que obliga a tomar una decisión: arriesgarse por un futuro más cercano a los sueños pendientes, o quedarse en la comodidad del sueño alcanzado. En algunas oportunidades son cambios mayores, en circunstancias donde se juega el todo por el todo, y que, precisamente, por ser saltos muy grandes, requieren de la mayor concentración para poder evaluar las ganancias. En ese momento es que se requiere bajar la velocidad y, en base a la decisión tomada, trazar el camino a recorrer. Un camino para el cual no existe mapa, sino que por el contrario se va creando sobre la vía. Se encuentran rutas bloqueadas, ríos por vadear, tormentas que desorientan, pero que a pesar de todas esas circunstancias se sigue hacia adelante, hasta que se llega a ese sitio que no se conoce pero que se sabe que es el destino. No el destino final, sino una escala más en el camino.

En esa vía me encuentro… un poco perdido al comienzo por el sol que me deja ciego, pero sigo avanzando.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Fernando Castellano’s story.