Un acercamiento a SEO y SEM

Cuando realizamos consultas a través de los motores de búsqueda, encontramos dos tipos de resultados, los orgánicos y los patrocinados (anuncios publicitarios). Los primeros son producto de acciones de SEO (Search Engine Optimization -Optimización para Motores de Búsqueda), mientras que los segundos se corresponden con las técnicas SEM (Search Engine Marketing).

Se sugiere la combinación de ambas estrategias para obtener mejores resultados al momento de que nuestros clientes potenciales hagan búsquedas relacionadas con nuestra categoría y así multiplicar las posibilidades de atraer tráfico nuestra nuestra web.

Tanto para el adecuado funcionamiento de SEO como SEM es muy importante establecer las palabras clave de nuestra categoría o relacionadas con ella, que si bien pueden consultarse a través de Google Trends, para poder hacerlo de una manera óptima lo ideal es hacerlo en Google Adwords. Este último se usa para gestionar una campaña SEM por medio de un pago.

Las técnicas SEM y SEO son complementarias y tienen como objetivo mejorar el posicionamiento de nuestro sitio web al momento de realizar búsquedas en Google, Bing, etc.

Un ejemplo de SEO-SEM en una búsqueda en Google.

¿Qué es SEO?

Si bien esta técnica es más trabajosa y se asemeja a un “trabajo de hormiga” en donde la perseverancia encuentra sus frutos, a largo plazo produce resultados –que son orgánicos, es decir, no dependen de pago alguno. Para la generación de los mismos, es necesario tener en cuenta que una de las claves es hacer un rastreo de las keywords –relacionadas con nuestra categoría y con el modo en el que los usuarios realizan las búsquedas- para tenerlas en cuenta al momento de diseñar nuestro sitio web y para incluirlas en nuestras publicaciones[1]. También es primordial que este último posea un diseño responsive –es decir, que se adapte a todos los dispositivos desde los que podría ser visitado[2] — y que tenga la velocidad óptima para cargarse (dos segundos). Asimismo, resulta fundamental la estructura de la web tanto como el contenido propio, relevante y bien organizado que posea. Otro punto a tener en cuenta para aumentar el tráfico son los enlaces que deriven en nuestro sitio web, que serían aquellos que lo mencionan o difunden por tener contenido de interés.

La realización de notas de prensa y contenido en redes sociales también hacen su aporte para lograr posicionamiento en los resultados orgánicos. Además, es aconsejable revisar qué páginas de nuestra web se encuentran guardadas y disponibles en los buscadores — es decir, la indexación que tienen-, y a la vez, verificar su correcta visualización.

¿Qué es SEM?

Con el uso de Google Adwords –hay otras opciones, pero ésta es una de las más populares- para llevar adelante una campaña de publicidad en buscadores, se pueden obtener las palabras más comunes utilizadas en las búsquedas con las que se maneja nuestro target objetivo, además de trazar métricas para poder optimizar nuestra performance.

Con la intención de poder optimizar la campaña y obtener resultados acordes, es preciso realizar segmentaciones del público al que nos dirigimos. Entre las más importantes, se destacan la zona geográfica, el idioma, la selección de dispositivos, los días y horarios en los que uno desea que se muestren. Luego de esto, es necesario realizar un seguimiento para poder optimizar el uso de la campaña. También es necesario definir el coste por clic (CPC).

De esta manera, con la aplicación de SEM, se logra atraer tráfico de calidad, así como también posiciones relevantes en los resultados de búsqueda y se contribuye con el branding e imagen de la marca.

Algo muy importante a considerar es que esta herramienta se adapta a los distintos tipos de negocio y quien la pone en marcha puede decidir cuándo quiere hacerla y cuánto desea invertir en ella.

Sin embargo, antes de implementar una campaña SEM, es necesario revisar si la página es adecuada para recibir este tipo de tráfico para ello deberá consultarse con el personal técnico correspondiente.

Para finalizar algunos conceptos para tener en cuenta en relación al uso de Adwords: Clics: accesos al sitio web a través del anuncio; CPC: coste por cada clic que recibe el anuncio; CPM: coste por cada mil impresiones; CTR: relación entre número de clics e impresiones; Posición: ubicación jerarquizada del anuncio; Conversiones: nº de veces que se consigue el objetivo de la campaña.

¿Por qué es tan importante saber aplicar SEO y SEM? Porque la mayor parte del tráfico que llega a un sitio web es a través de buscadores, por lo tanto, es inminente aprovechar esta gran oportunidad de acceso.

Para acceder a más información y cursos básicos de marketing digital, les sugiero ingresar en: www.cursos.formacionactivate.es

[1] Es recomendable el uso de tags o etiquetas.

[2] Hoy está comprobado que la mayor parte de las visitas e interacciones de los usuarios son realizadas a través de sus teléfonos celulares