FODA, una foto de dónde estás

Para tomar decisiones sobre un tema en particular, es necesario conocerlo y comprenderlo, para así poder darle solución. Antes de definir una estrategia de negocio es necesario saber cuál es la situación desde dónde vas a partir.

Contenido desarrollado para Santander Río y publicado en su Portal Advance PyMEs

El FODA es una cuadro de situación autoadministrable, un diagnóstico que podés hacer vos mismo analizando capacidades, habilidades y posicionamiento en el mercado de tu proyecto. Si tuviéramos que ubicarlo en una línea de tiempo, el FODA es el diario de HOY, tu situación actual.

Es fundamental la honestidad y transparencia. Como los datos los vas a completar vos, tenés que tratar de ser lo más objetivo posible, porque si no el análisis va a estar sesgado y como no va a ser fiel a la realidad, los resultados no te van a servir.

¿Qué es lo que se analiza?

Es un trabajo de dos niveles, uno interno y otro externo. Hacia adentro se observan las cualidades y puntos débiles que tiene tu emprendimiento actualmente y que afectan las posibilidades de éxito de tu estrategia. Hacia afuera se estudia el entorno; lo que puede ocurrir en el contexto. Estos últimos datos no pueden ser influenciados, sólo deben ser tomado como información para entender el marco donde trabajamos.

Con esta información podrás tener un panorama más extenso sobre dónde estás ubicado, cuáles son las cuestiones que no te están permitiendo cumplir actualmente tus metas y saber cuánto camino te queda por recorrer hasta llegar a tu situación ideal.

Con un análisis FODA se busca detectar y aprovechar las OPORTUNIDADES particulares para tu emprendimiento en un momento dado, eludiendo tus AMENAZAS, mediante un buen uso de tus FORTALEZAS y una neutralización de tus DEBILIDADES.

Cuadrantes del FODA

Fortalezas: Son características positivas que surgen de capacidades especiales con que cuenta tu proyecto, y que te permite tener una posición privilegiada frente a tu competencia. Son recursos; habilidades; actividades; cuyo uso y disponibilidad depende de vos. Ejemplos: buen ambiente laboral; conocimiento del mercado; buena calidad del producto; posibilidades de acceder a créditos; equipamiento de última generación; experiencia de los recursos humanos.

Oportunidades: Son elementos favorables que se deben descubrir en el entorno y que permiten obtener ventajas competitivas. Estos elementos no dependen de tus capacidades. Ejemplos: regulación a favor; competencia débil o inexistente; mercado mal atendido; necesidad del producto; fuerte poder adquisitivo del segmento meta.

Debilidades: Son factores que provocan una posición desfavorable frente a tu competencia, limitaciones por recursos que carecés, habilidades que no dominás, actividades mal ejecutadas. La buena noticia es que estas debilidades, como son elementos internos, pueden ser trabajadas y solucionadas. Ejemplos: salarios bajos; equipamiento obsoleto; falta de capacitación; incapacidad para ver errores; capital de trabajo mal utilizado; falta de motivación de los recursos humanos; producto o servicio sin diferenciales.

Amenazas: Son situaciones negativas que provienen del entorno y que pueden llegar a atentar contra la permanencia de tu organización. Al no tener influencia sobre ellas son de gran riesgo para tu emprendimiento y es importante que las conozcas para que no te tomen desprevenido. Ejemplos: conflictos gremiales; cambios en la legislación; competencia muy agresiva; aumento de precio de insumos.

El análisis FODA no termina una vez que completás los cuatro cuadrantes, lo más importante de este trabajo es que evalúes los puntos fuertes y débiles de tu proyecto, y cómo influye positiva o negativamente el entorno en tu negocio para sacar conclusiones acerca de dónde estás parado y hacia dónde tendrías que ir para mejorar la situación actual

Generalmente no es fácil detectar tus propias fortalezas y debilidades y mucho menos aquellas cuestiones del contexto que pueden ser oportunidades o amenazas. La mejor manera es hacerte preguntas simples que te permitan entender qué tipo de información va en cada cuadrante y es un trabajo que te será más fácil si lo hacés con tu equipo de confianza.

Este es un análisis dinámico, porque algunas de tus debilidades iniciales pueden ir convirtiéndose en fortalezas a medida que las vas trabajando y además como tiene un gran componente externo, hay que estar atento a los cambios en el entorno y a su influencia en tus objetivos.

Espero que te animes a realizar tu propia matriz y que esta herramienta de diagnóstico te ayude a sentar las bases de tu estrategia para lo que viene.