(des) Ilusión Óptica

Qué poco importante será el rostro, donde muchos dicen encontrar una epidérmica y ridícula belleza, que uno nunca se lo ve.

Se vive (más bien se existe, porque vivir en esta vida es complicado) encerrado en un cuerpo, en una dimensión, sometido a una determinada perspectiva que nos condiciona y sólo nos permite ver la parte que está por venir, la que estamos por dejar o dejando atrás, la que está de la mitad de nuestras cabezas en adelante.

Preguntas como qué pasaría si yo no estaría acá y estuviese allá, que vería si me tuviese a mí mirándome a los ojos (¿qué vería?), si yo atravesara los límites de esta piel y entrara a todo lo demás.

Somos presos de la subjetividad ajena y nos creemos versiones sobre nuestro exterior que nunca llegaremos a confirmar. Pero aún así las tragamos, una por una, sin ni siquiera detenernos a masticarlas, a tratar de buscar en su sabor una mínima porción de verdad.

¿Es que nunca nadie pensó, que quizás la lengua del amigo pecó de envidiosa, y el reflejo en el espejo no fue más que el resultado de la suma de todas esas habladurías? (..y el reflejo en el espejo nunca fue más de lo que nosotros nos convencimos de estar viendo).

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.