¿Necesitas más dinero? ¿Sientes que te estás perdiendo el estilo de vida que quieres? ¿Piensas que no ganas lo suficiente para dar a los tuyos cuanto se merecen?…

Sin duda el dinero haría que algunos de tus problemas desaparecieran.

¿Y si pudieras ganar más dinero? Hay gente que trabaja desde casa. Dicen que hay muchas oportunidades en internet.

Si necesitas más ingresos y además tienes prisa por conseguirlos, te verás tentado por los mil espejismos que pueblan el mundo online y offline. Si te sientes en pleno desierto, me gustaría ayudarte a llegar a tu oasis más cercano.

Vaya por delante que ganar dinero y cambiar las cosas está en tu mano, que otros lo han hecho. Tus probabilidades aumentarán si eres capaz de mantener la calma y te paras a pensar antes de actuar.

Piensa mal y te quedarás sin un duro

Ponte un café, pilla lápiz y papel y búscate un lugar donde puedas reflexionar. Una verdadera solución al tema del dinero pasará por ordenar tus ideas y prioridades. Piensa tanto en el corto como en el largo plazo, con tranquilidad y sin agobiarte. Las prisas no son buenas consejeras y te llevarán a confundir lo importante con lo urgente.

Evita actuar impulsivamente porque te sientes acorralado, culpable o amargado. Date permiso para soñar. Sueña hasta que recobres la esperanza.

Imagina -si quiera por un momento- que te has quitado el problemón de encima, que por fin puedes disfrutar de lo que deseas y te sientes contento y aliviado.

¿Qué escenas ves en tu mente cuando llevas una vida sin preocupaciónes de dinero? Toma notas. Este será el comienzo de tu visión: un futuro más prometedor al que encaminarte.

Revisa los motivos del viaje que vas a emprender y mira si son suficientes para ti. Recopila toda la información que necesites para tomar tus decisiones. Traza un plan adecuado para dar el primer paso hacia ese nuevo horizonte. Solo tu primer paso, eso es todo.

Viviendo he aprendido lo siguiente…

Cuando no puedas dar saltos de gigante, da pasos de hormiga; pero avanza, porque el mundo no es el mismo un paso después.

¿Es el dinero la raíz de todos los males?

El dinero no es malo, es un inventazo. Ahora bien, cosechar va después de sembrar, y por mucho que corras no conseguirás engañar a la vida que trae sus propias reglas. La tortuga con su caparazón siempre ganará a la libre, por mucho que el verano le haga pasar un infierno.

Demos un paso atrás por un momento y recordemos que el dinero y la riqueza son representaciones del valor. Deja que me explique…

Cuando no existía el dinero era necesario intercambiar cosas reales. Unos huevos que te sobran a cambio de un poco de la harina que necesitas para hacer pan. Conforme crecen las sociedades y sus economías, el trueque resulta un sistema tan ineficiente que se hace inviable, y surge la necesidad de crear un mecanismo más práctico para intercambiar valor. Así llegamos al dinero como medio de pago actual. Por tanto, el principio más básico a la hora de ganar dinero puede formularse así…

Para ganar dinero o acumular riquezas es imprescindible crear más valor del que se consume.

Esta es una ley impepinable. Una obviedad, pero la olvidamos. Vale para individuos, familias, empresas y sociedades enteras. Por ejemplo, si un país se endeuda con la intención de hacer inversiones productivas (hacer buenas cosas por la gente) para que sus ciudadanos vivan mejor; pero realmente destruye más valor del que crea, acabará endeudándose cada vez más, y finalmente arruinándose.

Por lo tanto (y como no podemos cambiar este hecho ni tampoco las leyes de la gravitación universal), será conveniente que aprovechemos estas realidades a nuestro favor, y no pongamos en nuestra contra fuerzas que nos superan. Asumamos también que quejarnos por lo que no podemos cambiar cuesta muy caro, y se puede convertir pronto en una distracción y un vicio de lujo.

Tres Estrategias Fundamentales para Ganar Dinero

1) Intercambiar tiempo por dinero — La estrategia empleada por más del 90% de la población. La usan médicos y albañiles, abogados y administrativos, jornaleros del campo o profesores universitarios. Tiene a su favor que los caminos están trazados y la senda parece segura, incluso aunque no lo sea. En su contra: que el día solo tiene 24 horas y se gana dinero vendiendo tiempo. Así es difícil conseguir lo que uno quiere, pues cuanto más corres a por el coche, la casa, las vacaciones y la jubilación menos tiempo te queda para disfrutarlos.

2) Invertir dinero para ganar dinero — Esta es la estrategia que usa entorno al 5% de la población (hay muy pocas personas que dispongan de los medios para invertir y vivir de sus inversiones). Quienes siguen esta estrategia con eficacia cuentan con ayuda. Tienen un buen equipo de consejeros y expertos de su confianza.

3) Aprovechar tus talentos para crear los activos que generen el dinero — Aunque tan antigua o más que la civilización babilonia, esta estrategia solo la usa alrededor del 1% de la población. Esta es la mejor forma de aumentar tus ingresos. Iniciar nuevos proyectos capaces de dar empleo y crear múltiples corrientes de ingresos. Comprometerse a no trabajar por dinero, sino por mecanismos que entregan valor, es decir por activos.

Un ejemplo para que se vea más claro. Yo puedo deslomarme como jornalero sembrando trigo a mano para llegar a final de mes (estrategia 1), el banco me puede prestar dinero al 5% para que compre semilla de trigo (estrategia 2), y tú puedes proyectar y desarrollar con otros el tractor que lo cambie todo y os haga ricos (estrategia 3).

Conclusión estratégica: Todos tenemos recursos limitados y debemos tomar decisiones sobre cómo invertirlos. El dinero que recibas será una consecuencia del valor que aportes. La cantidad de dinero que ganes dependerá de los “tantos” o monedas que merezca el servicio que generes en el juego de la vida en el que todos participamos.

Nota importante: El despido tecnológico es inevitable. Más nos vale descubrir qué nos hace únicos, imaginar y pensar por nosotros mismos qué talentos tenemos, que cultivados con trabajo, nos pueden ayudar a marcar la diferencia y aportar más valor. Los jornaleros que ven al enemigo en el tractor, deben reiventarse o pasarlas canutas.

Instrucciones básicas para perder o ganar dinero lo más fácilmente posible

  • Para conocer la miseria procura no invertir en ti ni un duro.
  • Para estar siempre sin un duro gasta cuanto ganes, sin importar cuanto sea.
  • Para ser de clase media resérvate entre el 5% y el 15% para incrementar tu patrimonio.
  • Para ser rico destina a tu patrimonio entre el 15% y el 50% de cuanto ingreses.

¿Qué puedes hacer para ganar más pasta legítimamente y con visión de futuro?

Si necesitas urgentemente aumentar tus ingresos, no escuches los cantos de sirena, ni corras a tu perdición por la vía del pelotazo, el oportunismo o el facilismo. Lo que fácil viene, fácil se va. Si ahora está chupado, mañana no habrá forma de ganar un céntimo con ello. Así son las cosas.

Y recuerda que no dan duros a peseta, que nadie puede regalar nada de gran valor durante mucho tiempo sin arruinarse, a excepción de su sabiduría y su felicidad, y otros tesoros que no menguan al ser compartidos.

Descubre dónde está tu mina de oro escuchando a la gente, y plantéate estas preguntas para saber donde puedes crear valor y ganar dinero…

  • Odio ________.
  • No me gusta _______.
  • Tengo que _________?
  • ________ me frustra / cabrea.
  • Ójala hubiera ________.
  • Estoy hasta los cojones de ________.
  • Tener que hacer ________ es un fastidio.

Hay esencialmente 3 formas de ganar dinero en abundancia: 1) trabajar donde otros no lo harían (e.g. minero), 2) hacer trabajos que otros no quieren (e.g. vendedor) y 3) hacer un trabajo que otros no pueden hacer (e.g. piloto de Fórmula 1).

Ejemplo rápido: En la cafetería has escuchado por casualidad que alguien está hasta las narices de limpiar su piscina todos los domingos, porque es el único día que tiene para descansar del trabajo y estar con su familia. Y además aborrece los trabajos físicos. Para ganar dinero se te ocurre que podrías ofrecer un servicio de limpieza de piscinas para la temporada de verano. Sabes que podrías contar con unos amigos si la cosa fuera bien. Lo pruebas en una zona pequeña de muchos chalets, te das cuenta de que tiene potencial y lo usas como trampolín para montar algo más grande y duradero. La experiencia te enriquece como persona, incluso si decides después que no te merece la pena a largo plazo.

A la hora de hacer dinero te recomiendo 3 políticas muy sencillas

Regla #1. Conócete a ti mismo y conoce a aquellos con los que tratas.
Regla #2. Haz solo aquello que beneficie a las personas que más te importan y a tus clientes.
Regla #3. No te comprometas a ningún acuerdo que no sea beneficioso para ti y tu empresa.

Sí, la riqueza eres tú

Para hacer dinero de forma sostenible debes tener creencias sanas al respecto y sentirte cómodo con la idea de ganarlo en abundancia. Aunque te parezca raro la mayoría de la gente no lo está. Yo mismo he escuchado cientos de veces a mis padres discutir por el “puto” dinero. Es un tema muy emocional que nos puede afectar mucho -especialmente cuando éramos niños indefensos- y dejarnos marcados con la sensación de que, de algún modo, el dinero tiene algo malo o que las personas con dinero no son buenas.

No tener dinero es algo temporal. Ser pobre empieza en nuestra mente, con crencias falsas y nociones absurdas sobre el dinero, la riqueza y el trabajo. Ten en cuenta las ideas que te planteo, y añade a tus creencias lo que encuentres de bueno.

Determina tu horizonte a medio y largo plazo, prepárate y corre a por tus metas. Yo te aplaudo. Celebra la abundancia y la prosperidad que ya hay en tu vida (si no las ves, te has empobrecido). Pásatelo en grande trabajando, lidiando con tus retos, creando soluciones y ganando dinero. El mundo necesita valor. Y tú eres un valiente. ¿Vas a hacer algo constructivo? Coméntanoslo. Todos queremos oírlo.

El artículo original Cómo ganar dinero y no arruinarte en el intento se publicó en Fluenting.

Fuente: http://www.fluenting.com/como-ganar-dinero-sin-arruinarte-en-el-intento

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Fluenting’s story.