La alta velocidad de las distancias obvias

Luego de 58 años un rally de lanchas rápidas llegó desde la Florida hasta La Habana. (Fernando Medina/Cubahora)

La primera de las lanchas rápidas del rally Florida-La Habana entró a la bahía con una extraña majestuosidad: han pasado 58 años para que esta modalidad naútica vuelva a ser algo común entre los dos países.

Espectadores: el calor, los pescadores de siempre y Roger Klüh, el alemán que en agosto de 2015 rompió el récord mundial de velocidad en el recorrido desde Cayo Hueso a La Habana.

Menos mal que ahora y para este rally, la alta velocidad no entiende de distancias obvias.

En el malecón habanero algunas personas esperaron la llegada de las “lanchas” de La Florida. (Fernando Medina/Cubahora)
Drones, fotos y selfies para recibir al rally. (Fernando Medina/Cubahora)
En agosto de 2015 Roger Klüh estableció un récord al viajar desde La Florida hasta La Habana en poco más de una hora y 45 minutos. (Fernando Medina/Cubahora)
Las lanchas salieron de Cayo Hueso y en menos de tres horas tocaron la bahía de La Habana. (Fernando Medina/Cubahora)
La última edición de estos rallys ocurrió hace 58 años. (Fernando Medina/Cubahora)
(Fernando Medina/Cubahora)
Like what you read? Give Fernando Medina Fernández a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.