Alexis Mera: “Villavicencio a veces tiene razón”

El Secretario Jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, finalmente ha reconocido, aunque sea en parte, la validez de las denuncias que hace Fernando Villavicencio en este portal. Lo que niega es que el juicio que el gobierno sigue en su contra sea una represalia por tal motivo. Eso es diferente, sostiene Mera. Lo cierto es que el régimen reacciona, tarde, de acuerdo a lo que publica Villavicencio. Algunos ya cayeron presos, otros ya huyeron.

Hace casi tres años, el presidente Rafael Correa, en una de sus tantas intervenciones acusatorias contra el entonces legislador Cléver Jiménez y su asesor Fernando Villavicencio, dijo que el allanamiento realizado a la oficina y domicilio de cada uno de ellos, respectivamente, se dio dentro de las investigaciones que se iniciaron por el espionaje que sufrieron el presidente de la República Rafael Correa, el VicepresidenteJorge Glas, el secretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera y la Secretaría Nacional de Inteligencia. En ese momento, Jiménez y Villavicencio eran señalados por Correa como los responsables de espionaje.

Casi tres años pasaron y la investigación de la Fiscalía no avanzó. Se reactivó, justamente, cuando Correa así lo pidió públicamente en otra sabatina, ya en el año 2016. Fue un reclamo directo a la Fiscalía y a su principal, Galo Chiriboga, entonces envuelto en dar explicaciones por la posesión de una empresa que apareció en losPanamá Papers. Pese a las complicaciones que tenía en ese momento, Chiriboga satisfizo el deseo presidencial y pidió audiencia a la Corte Nacional para acusar a los opositores.

El delito con el que se acusaba a Jiménez y Villavicencio, cambió. Ya no es el hackeo o espionaje. Ahora el gobierno dice que divulgaron información de mensajes hackeados.

El lunes 22 de agosto compareció en Ecuavisa el secretario jurídico de la presidencia Alexis Mera y reiteró sus intenciones para que el investigador de este portal, Fernando Villavicencio, sea castigado con la cárcel. Esta vez, ya no por el delito de espionaje, como fue acusado por Correa, sino por divulgar información proveniente de correos electrónicos suyos y del Presidente. “El delito es divulgar mensajes hackeados. Yo no puedo probar un hackeo. Sí estoy demandando que Cléver Jiménez hizo un boletín de prensa con mails personales de la Presidencia”.

La figura del delito ya no era la misma. Con el tiempo, cambió. De espías y hackeadores como fueron señalados Jiménez y Villavicencio, la falta de pruebas derivó en ser acusados de otra cosa.

En el transcurso de estos casi tres años, desde que se dieron los allanamientos a la casa y oficina de Villavicencio y Jiménez, ordenados por el gobierno, las denuncias de corrupción dentro de la Revolución Ciudadana, aumentaron. Y se dieron a conocer, especialmente, por el trabajo de investigación que llevó adelante Fernando Villavicencio Valencia. Publicaciones que han obligado al gobierno a reaccionar y tomar acciones, aunque tardíamente.

Las denuncias de corrupción dentro de la Revolución Ciudadana, aumentaron y se dieron a conocer, especialmente, por el trabajo de investigación que llevó adelante Fernando Villavicencio Valencia

¿Qué hizo Villavicencio? Demostrar los negocios que hizo el gerente de Petroecuador, Álex Bravo, con ciertos contratistas de la Refinería de Esmeraldas que hoy, reconoce el propio gobierno, pagaron jugosas comisiones que fueron depositadas en cuentas abiertas en paraísos fiscales. Panamá, Suiza, Gran Cayman, Shanghai, son solo algunos de los países a donde fue a parar dinero del Estado ecuatoriano, fondos públicos, producto de la corrupción y pago de prebendas a cambio de otorgar contratos con preferencias y sobreprecios.

El 16 de abril pasado, cuando nadie se refería a la corrupción dentro de Petroecuador, Focus publicó el siguiente informe:

Fue un mes después de esta publicación que el gobierno decidió emprender acciones judiciales contra Bravo, quien fue detenido el 16 de mayo, después de haber tenido un intento de salida del país que fue frustrado en Migración.

¿Qué más publicó Fernando Villavicencio?

El 28 de marzo pasado publicó el informe http://focusecuador.co/2016/03/28/los-nuevos-ricos-petroricos/ respecto a la asignación de contratos con preferencia para determinadas compañías, escogidas a dedo. Y para completar la investigación, con nombres y apellidos, el 5 de abril se reveló la publicación http://focusecuador.co/2016/04/05/casi-2ooo-millones-para-los-nuevos-ricos-de-la-ree/

Ya para entonces se dijo que existía una empresa Oil Services, propiedad de los Baquerizo, empresarios relacionados familiarmente, que consiguieron millonarios contratos en el proyecto de rehabilitación de la Refinería de Esmeraldas. Se lo dijo a fines de marzo y principios de abril, pero es recién en agosto de este año, cinco meses después, que aparece Alexis Mera para confirmar que hay corrupción privada. Y anunciar que hay un primer detenido, Xavier Baquerizo Zambrano. Al día siguiente, en Perú también fue capturado Jaime Baquerizo Escobar.

“Villavicencio puede denunciar lo que quiera, a veces tiene razón, a veces no la tiene, no porque la denuncia la hace Villavicencio no es que no lo vamos a validar”, dijo Alexis Mera en Ecuavisa

Pero según le dijo Alexis Mera al entrevistador de Ecuavisa Alfredo Pinoargote, su intención de meterlo preso a Villavicencio no tiene nada que ver con las denuncias que ha presentado y resultaron ciertas.

El presidente Correa nunca le ha dado ninguna validez a las denuncias que ha publicado Fernando Villavicencio. “Estos tipos llevan siete años de denunciólogos. ¿Cuándo han dicho algo que sea verdad?”, atacó Correa en una de sus sabatinas.

Alexis Mera ya no piensa igual. Este 22 de agosto, por primera vez, este funcionario de la cúpula del gobierno reconoció en Ecuavisa la validez de lo que denuncia Villavicencio. Aunque sea en parte.

El señor Villavicencio, que vive en un país democrático, puede denunciar lo que quiera, a veces tiene razón, a veces no la tiene, en este momento se ha descubierto una red de corrupción privada que no tengo problema en denunciarla, no porque lo hace Villavicencio no es que no lo vamos a validar“, declaró Mera.

Y el pasado 19 de agosto, Villavicencio reveló un nuevo informe respecto a otra compañía, Tecniazul, también involucrado en hechos irregulares en sus contratos con Petroecuador.

Mera nuevamente le dio la razón al investigador. “También hay una compañía Tecniazul que ha estado corrompiendo al señor Bravo”, le dijo al entrevistador Pinoargote. Con una mala noticia adicional, que no sorprende del todo: “estamos buscando a los funcionarios, parece que han salido del país”, declaró el Secretario Jurídico de la Presidencia.

El principal directivo de Tecniazul es buen amigo del presidente Rafael Correa. Se trata de William Wallace Phillips Cooper, dueño del grupo “Azul”, esposo de Mónica Hernández de Phillips, asesora del presidente Correa y directora de la “Estrategia intersectorial de prevención de embarazo adolescente y Planificación Familiar (Enipla). Mera no aclaró si a ellos se refirió cuando habló de esos funcionarios que ya abandonaron el país.

“Esto es un tema grave, es corrupción privada, hay muchos depósitos adicionales efectuados en bancos suizos, de Shanghai, Hong Kong, a muchas compañías cuyo origen desconozco”, concluyó Mera, quien ni siquiera agradeció el aporte que ha hecho Fernando Villavicencio para que todo este escándalo de corrupción salga a la luz. Como tampoco explicó porqué ni menciona el nombre del funcionario que firmó los contratos cuestionados, que no fue Álex Bravo, sino el ex ministro Carlos Pareja Yanuzzelli. A Mera le interesa más que Villavicencio caiga preso.

Redacción Focus