La noche que morí.

Anoche morí. Caí hasta el fondo, me perdí en el abismo para volver hoy y pensar en mí.

Anoche morí, y dejé ahí la ilusión y la dignidad que me quedaba siendo yo, la chica enamoradiza que trataba siempre de ser autentica para enamorar pero nunca para amarse a si misma.

Desde hoy, siendo una nueva yo, voy a dejar que el tiempo me dé las respuestas que necesito. Lo primero es no dar todo por nadie, o al menos por nadie que no dé todo por mí.

La nueva yo…está todavía muy perdida en algún lugar entre lo que soy y lo que quiero ser, de lo que pasó o pudo pasar.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Forastera’s story.