Una línea

Que conecte tus ojos y mi espacio.

Tu cielo con mi cuerpo.

Que delimite la mínima distancia entre nuestros besos.

Que nos ate, para ya no estar lejos.

Puede ser la línea de tu risa

O esa que enmarca tus caricias.