Las quejas a principio de año.

Caramba (me han hecho quitar el único desahogo con énfasis, pero dependo de los demás para dar el ejemplo) ratifico, qué vaina ¿cual es el problema con la gente? porque si usted tiene alguna queja, déjelo para un par de días después, no hoy ni mañana, que para eso usted tiene 363 días más, sí 363.

— Uyuyuiiii

— Oh oh…

Si, Uyuyuiiii y Oh, oh… gracias José Benjamín y Bartolomé, así es, porque si hay alguna queja, quéjese con el remitente no con destinatario.

— Bueno se enojó mi primo, tranquilo, para ver si vemos el 2016.

No ombe no, Rafael es que uno se pasa el año entero oyendo y viendo quejas, vainas que te mandan las gentes, que si la buena suerte, que si la mala suerte, llueven las malas noticias etc., etc., etc. y una sartas de vainas para que uno se deprima, si usted tiene problemas son suyos y de nadie mas, ¿o a caso lo que quieres es un consejo?, que total al final, cuando tú los das, no te hacen caso tampoco, y ¿entonces?

— Hay gente que se esmera… En ser vocero de las malas noticias… y el que vive en esa onda… Nada bueno atrae…

Así mismo es Bienvenido, no trae ni atrae nada bueno, tantas quejas, sobre todo a principio de año, teniendo por delante 363 días más.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Francisco Morillo’s story.