Ojalá pudiera desaparecer.

Ojalá pudiera desaparecer: como desaparece el sol al anochecer, y dejas de sentir que el calor que te abrazaba esa misma mañana deja de penetrar en los poros de tu rostro.

Ojalá pudiera desaparecer: como desaparece la lluvia de un momento a otro y sientes que no fue suficiente el tiempo que llovió. Que aún hay lugares de tu cuerpo que necesitan un par de gotas más para saciar tu sed.

Ojalá pudiera desaparecer: como desaparecen las olas llevándose consigo restos de suave arena que acariciaban tus pies.

Ojalá pudiera desaparecer: como desaparecen las hojas de los árboles en otoño, arrastradas una vez más por fríos vientos, que son capaces de llevarse hasta el más bonito de los recuerdos, hasta que ya no alcanzas a verlos.

Ojalá pudiera desaparecer: como desaparece una lágrima en tu mejilla, que no alcanzó a saltar de tu barbilla, que se quedó en el camino como se queda alguien que, cansado de luchar ha decidido terminar su batalla.

Ojalá pudiera desaparecer: como desaparecen los temblores en la tierra, dejando detrás de sí, una escena triste y melancólica.

Ojalá pudiera desaparecer: como desaparecen mis manos tembleques dentro de tu blusa cuando te acuestas junto a mí y comienzas a besarme poco a poco, sin prisas, sin temor.

Ojalá pudiera desaparecer… contigo.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.