5 consejos para elevar la competitividad de sus colaboradores — Francisco Pérez Yoma

Charles M. Schwab, magnate estadounidense, asegura que la forma en que se desarrollan las actividades es fundamental para estimular la competencia entre todos. Por ejemplo, usted podría emplear tácticas de gestión que ayuden a mejorar el rendimiento de cada trabajador. Asimismo, los motivaría a sentirse interesados y comprometidos con el cumplimiento de los objetivos de su empresa. Es por ello que todo negocio debe enfocarse de un mismo modo, con el equilibrio adecuado entre el trabajo en equipo y una competencia sana.

A continuación, le presentamos seis maneras de construir una organización estable.

1. Recuerde que es un juego

Conforme van pasando los años de vida de una persona; el mundo de los negocios y todo lo relacionado a este, se convierten en el deporte que todos practican. Así que recuerde que nadie estará en peligro cuando alguien cometa un error, al menos en la mayoría de las industrias. Por tanto, no dude en arriesgarse para ver lo que sucede.

2. Evalúe la relación entre el candidato y su empresa

Encuentre la relación entre el objetivo de su compañía y lo agradable que es una persona. Para ello imagine que está realizando una lluvia de ideas con aquel individuo o que está sentado junto a él o ella en un viaje de cinco horas en avión. Pues, si logra idear ambas situaciones y en ninguna siente incomodidad o preocupación, entonces está ante el nuevo integrante de su equipo.

3. Explique las metas y reconozca el buen desempeño

Es sumamente importante que todos sus colaboradores conozcan cuál es el camino para llevar a su empresa al éxito, es decir, deben estar informados sobre los logros y metas que su organización requiere para llegar al éxito. Asimismo, asegúrese que todos sean competitivos y para motivarlos aún más, lleve a cabo reuniones mensuales con todos los empleados, de modo que se resalte y elogie a las personas que tuvieron un mayor desempeño y que cumplieron con todos sus deberes en el tiempo determinado.

Felicite a quienes tuvieron un alto rendimiento durante la jornada, pero también anime a los demás para que se sientan más motivados y comprometidos con su empresa. Por lo que es fundamental que aumente el nivel de confianza y transparencia entre todos. El cual se puede dar a través de la creación de un plan de oficina en el que las personas se sientan cómodas haciendo llamadas frente a sus colegas, escuchando los discursos de los demás e inclinándose sobre los escritorios para hacerse preguntas entre ellos.

4. Cree una cultura de apropiación

Cada persona debe comportarse como si la compañía fuese suya, es decir, pensar como lo haría el dueño. Sin importar si realmente son los propietarios o accionistas, por lo que es bueno que los estimule a combinar su marca personal con la organización.

Por ejemplo, podría colocar una pizarra para que todos anoten alguna sugerencia que tengan en mente. Otra opción es que se coloque una flota de bicicletas para que los trabajadores lo usen como medio de transporte hacia la oficina, sus hogares y viceversa. Pues estas pequeñas acciones serán percibidas positivamente por sus colaboradores, debido a que sentirán su preocupación e interés hacia ellos.

5. Realice actividades divertidas

La competencia no es sinónimo de seriedad, ni está relacionada directamente con un objetivo empresarial. Es por ello que más allá de establecer metas formales, lo que debe hacer es incorporar desafíos divertidos a la cultura de su compañía. Ya que este tipo de actividades son esenciales para fomentar la unión y confianza entre todos los colaboradores.

Sea cual sea el rubro de su empresa, construya una competencia amigable en su cultura de trabajo y contrate a personas que brinden lo mejor de sí mismas para ayudarlas a mejorar, aún más, su rendimiento personal en su día a día y como parte de un equipo más grande.

Más artículos sobre emprendimiento en: Francisco Perez Yoma