Palabras bonitas / Franca poesía

Humildemente me hablas, de historias paganas acompañadas de gestos. Yo sonrío y toco tu rostro. Te veo fijamente mientras palabras bonitas salen de tu boca. No sé si es tu voz o el sonido extraño que haces al mencionar ciertas palabras. Ilove you, Buenos Aires; titiriteo.

Y entonces, es ahí cuando navego en tu boca, por tiempos perdidos de la historia. Buscando descifrar la simplicidad con la que llamas y dices: Mírame, no tengas miedo; yo también lo siento.

El mundo, los libros y todas las letras que existen sobran cuando tú tienes las palabras precisas. Palabras bonitas bañadas en amaretto y versos frágiles como pétalos de rosa que levemente inundan el poco espacio que nos divide el uno del otro.

Campanas y golondrinas como en lejano pueblo en una mañana fresca, así son tus palabras bonitas.

Like what you read? Give Franco Wong a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.