Panem et circenses - Artículo de opinión 
Franco González

El chiste de la política nacional, todo un puñado de mediocridad. Tal parece que una vez más el circo mediático, el yo tengo la razón y vos no, la disputa por la finca y de quien es el dueño; la Vendetta de los oligarcas cuando alguien toca sus intereses se hacen presente en un país donde ahondan problemas reales como la educación, la salud; seguridad y la dignificación de miles de salvadoreños.

Todos hemos visto el show de estos días en el caso de del ex presidente Funes y los allanamientos de la Fiscalía en búsqueda de pruebas ante los supuestos de enriquecimiento ilícito, tráfico de influencias; peculado, malversación de fondos y otras hierbas. Me parece perfecta la idea de que los funcionarios públicos deban de rendir cuentas ante las autoridades correspondientes, y que en los supuestos de violaciones a la ley sea la FGR quien investigue esos casos en defensa de los intereses de la población. Ahora bien, ¿Esta actuando la Fiscalía a favor exclusivamente del pueblo? A mi me parece que no, y daré algunos puntos para argumentar mi opinión.

Comencemos con pequeños detalles pero que como comunicador debo de mencionar para el entendimiento de la lógica argumental. Si recuerdan cuando se llevó a cabo la investigación del caso donde se vio involucrado el ex presidente Flores por los más de diez millones que China Taiwan donara para familias salvadoreñas por los terremotos del 2001. El caso se manejo como "Caso-Taiwan", tratando de manejar la situación de la manera más desvinculante posible. Todos recordamos de cómo el Fiscal dijo que era un caso politizado y que no caería en ese juego, a pesar de que el ex presidente Flores fuera un ladrón confeso y que aparte haya huido del país por un poco más de cuatro meses. Esta vez, se presenta el "Caso Funes", y a éste sí hay que ponerle nombre porqué éste es muy rebelde, hay que enseñarle a respetar ¿Verdad? O cómo diría J. Velado: "quiero que Funes sufra lo que sufrió Francisco Flores".

No estoy a favor ni en contra de Funes, el deberá responder a sus actos políticos y desde punto se deberá (debería) de resolver. Lo que es risible es todo ese show montado por 1. Fiscalía 2. ARENA y peor aún, por gente que su único argumento es que el tipo les cae mal. Seamos serios. Y acá hay que entender algo, diferenciar entre juzgar lo personal con lo político, a mi no me interesa si tiene amante o no, tampoco me interesa si tiene licor o que sus tabacos son personalizados, eso es personal. A mi me interesa que defiendan mis intereses como ciudadano. A esto se suma los titulares amarillistas, la opinión pública desinformada y la sucia estrategia de los de siempre.

En el año 2010 se intentó allanar la casa del Ex presidente Calderon Sol con la orden de decomisar las armas que no tuvieran permiso o que estuvieran vencidas, evidentemente no lograron entrar. Acá en el país hay gente que aparentemente no se puede tocar, un par de llamadas y asunto resuelto. Y una vez más, vemos en este caso que la actuación es totalmente diferente. ¿Es la justicia igual para todos?

El caso polémico de Tony Saca que aumentó 260% su patrimonio según datos de transparencia activa, Cristiani aumento un 168% en su periodo presidencial y así podemos seguir con la lista de los mediocres políticos y el favoritismo por parte de un pequeño sector que rige las políticas del país para el bien de sus interés. Y así estamos de jodidos, por eso es risible todo ese show que se montan según ellos ahora si, con si espíritu de Justicia y lucha contra los que no se dejan mandar. Todo este espectáculo pasará, pero lo que si quedará son los reales problemas de país.

El 6 de agosto de1945 Hiroshima recibió la Primer bomba atómica y sus efectos fueron letales. Según expertos tendría que pasar un siglo para que esa ciudad se recuperara, mientras tanto no crecería ni una tan sola hoja. Se equivocaron. Actualmente Hiroshima es una ciudad desarrollada y llena de árboles que recuerdan la esperanza que se puede resurgir de las cenizas.
Nuestro país tiene futuro y podemos cambiarlo, sólo debemos tener la mentalidad correcta y la actitud de cambiar los hábitos y a los parásitos que tenemos cómo representantes de nuestro país.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.