Kylian Mbappé Lottin. Una joya en el Principado.

Anthony Martial, Kingsley Coman, Ousmane Dembélé, Clément Lenglet y Jean-Kévin Augustin son ejemplos de figuras emergentes del fútbol francés, con un seleccionado que posee un futuro más que prometedor. Pero sin lugar a dudas hay una que ha maravillado con su estridente aparición a todo el mundo. Él es Kylian Mbappé Lottin. El delantero del Mónaco está completando una gran temporada y a sus 18 años ya es pretendido por los clubes más grandes de Europa en cifras mareantes para un jugador de su edad.

Nacido en Bondy, un suburbio ubicado a quince kilómetros al noreste de París el 20 de diciembre de 1998. Sí, casi cinco meses después de que Francia se coronara campeona del mundo en Saint-Denis. Desde muy pequeño, Kylian tuvo inculcado el deporte y el juego en equipo en su vida. Fayza, su madre argelina, fue jugadora profesional de handball, mientras que su padre Wilfried, camerunés, fue entrenador de fútbol juvenil.

Un pequeño Mbappé demuestra su fanatismo por el Real Madrid

Mbappé comenzó su carrera futbolística en la Association Sportive de Bondy, institución donde trabajaba su padre. A los trece años recaló en la escuela de talentos de Clairefontaine, academia de la Federación Francesa de Fútbol que reúne a las mayores promesas del país. Allí pasó su etapa de formación hasta que en 2013 tomo una decisión que iba a cambiar su futuro. Por recomendación de Zinedine Zidane, el francés de 13 años partió rumbo a Valdebebas, centro de entrenamientos del Real Madrid, donde conoció las instalaciones y a su máximo ídolo: Cristiano Ronaldo, jugador del que tiene su habitación repleta de posters. Pero el traspaso al equipo “Merengue” no llegó a buen puerto. Kylian alegó el deseo de seguir ligado a su familia. Mónaco logró quedarse con la joven promesa, el resto ya es historia.

Mbappé junto a su ídolo futbolístico: Cristiano Ronaldo

Por su estilo y forma de jugar, (potente, veloz, con una gran habilidad técnica y definición) las comparaciones con Thierry Henry son ineludibles hasta para este enorme regateador. Con el equipo del Principado, Mbappé hizo su debut oficial en Ligue1 el 5 de diciembre de 2015 en un empate ante Caen, siendo el futbolista más joven (16 años y 347 días) en la historia del Mónaco en debutar, rompiendo el récord de ‘Titi’. Por otra parte, se encargó de quebrar otra marca del histórico francés: el 20 de febrero de 2016 ante el Troyes anotó su primer gol para el club en la competencia nacional, y con 17 años y 62 días se convirtió en el jugador más precoz en entonar el grito sagrado en la historia de la institución.

Su característico festejo.

Ya en la presente temporada, el oriundo de Bondy se ganó un lugar de lleno en la consideración de Leonardo Jardim, entrenador del equipo monegasco y el juvenil pagó con creces. Además, no se cansó de despedazar récords. A sus 18 años y 85 días, se convirtió en el jugador más joven en anotar tanto en la ida como en la vuelta de una serie de Champions League, marca que estaba en poder de su compatriota Nicolás Anelka. Y un dato no menor, ese mismo día dejó a Pep Guardiola sin alcanzar la semifinal de Champions por primera vez en su carrera como DT. Su sueño de conquistar la “Orejona” se vio truncado por una gran Juventus que derrotó al equipo del Principado en semifinales. Allí, Mbappé le anotó un gol nada más y nada menos que a Gianluigi Buffón, uno de los mejores y más experimentados arqueros del fútbol mundial.

Mbappé, mejor jogador joven elegido por la liga. Foto: @Ligue1

Tan impresionante fue su actuación el la actual Ligue1 que fue galardonado como el mejor jugador joven de toda la liga. Además, integra el once ideal con jugadores de la talla de Edinson Cavani, Alexandre Lacazette, Marco Verratti, entre otros.

Como si esto fuera poco, en el partido ante Saint-Éttiene pudo coronar la gran temporada del Mónaco comandado por Leonardo Jardim de la mejor manera posible, consiguiendo el título de liga, el cual no era obtenido por el conjunto monegasco hace 17 años. Por su puesto aportó su cuota goleadora, esta vez con una gran definición luego de dejar dos rivales y al arquero en el camino con un amague que hizo recordar a las mejores épocas de Ronaldo Nazario.

No quedan dudas, su carrera ha tomado una gran pendiente ascendente en los últimos meses, y seguro que Mónaco hará valer este escenario en el próximo período de trasnferencias.

Su historia con la Selección de su país no es menos atractiva que la de su club. Luego de consagrarse con la Selección sub-19 en la Eurocopa 2016, le llegó el turno del seleccionado absoluto. Convocado por Didier Deschamps disputó dos partidos oficiales: el 25 de marzo ante Luxemburgo por las Eliminatorias al Mundial, ingresó por Dimitri Payet en el minuto 78 y su primer encuentro en el once inicial fue ante España tres días después, haciendo delirar el Saint-Denis en cada aparición.

Hoy el mundo fútbol habla de este jugador que con tan solo 18 años ha logrado maravillar a los espectadores que cada fin de semana hacen presencia en el Stade Louis II. Los grandes equipos de Europa ya preparan suculentas ofertas para tentar al joven de Bondy, y será una ardua misión para el Mónaco retenerlo. ¿Futura estrella? Es imposible saberlo hoy, aunque va en camino a serlo. Por el momento, un dato que asombra: tras 39 partidos en la Ligue1 lleva 16 goles y 10 asistencias. A esa edad, Cristiano Ronaldo había logrado solo 2 goles en 18 y Lionel Messi únicamente 1 en 7 encuentros disputados.