Ir a la acción

Sabemos bien que antes de emprender un proyecto es necesario tomarse el tiempo necesario para planificar y luego para ejecutar.

Regularmente pensamos que tomándonos mucho tiempo para planificar vamos a estar preparados para todos los problemas que puedan surgir en la ejecución o por arte de magia vamos a evitar todos los errores.

He escuchado frases como: “déjame hacer el curso para poder empezar”, “déjame estudiarme el libro primero”, “me estoy preparando todos estos meses antes de buscar empleo”, “déjame ser un experto en x tecnología para poder empezar el proyecto”, etc.

El exceso de planificación y preparación es una trampa en la que caemos pensando que vamos a estar preparados para los problemas antes que nos ocurran.

Y no quiero menospreciar el acto de prepararse, es necesario e importante, pero el exceso de planificación y preparación estanca.

Una de las peores estrategias que he aplicado en mi vida, es esperar a estar preparado para hacer algo o ser experto en una tecnología para poder ejecutar un proyecto.

Tal experticia nunca llega, nunca estas 100% preparado para irte a la acción, pero aun así, es necesario irse a la acción y hacer lo que debemos hacer.

La verdadera preparación viene de estar expuesto a verdaderos proyectos. Nunca aprenderás conceptos avanzados hasta que pases a la acción, puesto que la acción es reveladora.

Es necesario definir claramente lo que queremos, planificar solo lo necesario y sin mucho titubeo pasar a la acción, puesto que la acción es lo único que produce resultados.

Like what you read? Give Franklin Lugo a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.