Día 1

¿Cuántas veces he dicho que escribiré diario?

Una vez leí, o escuché, que escribir diario es construir tu alma, creo que por eso existe toda esta idea de convertir libretitas en Diarios. Antes tenía uno, tenía una portada de plástico en colores azul y la oportunidad de cerrarlo con candado. Oportunidad desaprovechada porque siempre perdía la llave y decidí mejor romperlo y escribir gritando mis secretos. Creo que así aprendí a escribir, gritando sobre mí, gritando sobre las cosas que no quiero leer, gritando.

Y creo que por eso, sí escribo diario. Y me gusta ver volar las palabras en mi mente. Aunque ahora lo necesario es llevar un registro, necesito cambiar.