Quieres ser considerado un desarrollador Senior? Se un mentor primero

Nota: Este artículo fue originalmente publicado en inglés. Esta traducción fue inspirada por la charla de Katia Lira ( @lakatialira ) Software Libre / Conocimiento Libre dada en PyCon Charlas 2018. Hay que producir en nuestro idioma para poder progresar. Gracias Katia.

¿Qué realmente significa ser un “senior developer”? ¿Cómo es que uno obtiene este honorífico? ¿Está basado en años de experiencia? ¿Proyectos trabajados? ¿Conocimiento? ¿Suerte? ¿Logros?

¿Qué diablos soy?

Me voy a tomar el atrevimiento y voy a decir que no puedes ser considerado como “senior” hasta que le des mentoría a otros desarrollador. De manera más directa, hasta que impartas conocimiento de manera entendible y accionable para el beneficio de otr@. Esto no significa que le hagas el trabajo a esta persona. Tampoco significa que la lleves de la mano, aunque es una opción. En ocasiones ser un mentor es meramente ser honesto e impartir verdades. Esto siempre debe de ser de una manera respetable. Hasta que no hagas esto te tengo una noticia, eres solo un desarrollador.

Cuando escribo “eres solo un desarrollador” no lo hago de manera despectiva. Puedes ser “solo un desarrollador” y ser increíble. Puedes crear maravillas que el mundo nunca ha podido imaginar y tener conocimiento más profundo que cualquier otro ser antes de ti. No obstante en mis ojos no eres un desarrollador “senior”. Es equivalente a no poder llamarte maestro o profesor hasta que des clases.

En estos momentos puedes estar pensando; ¿Y qué importa? ¿Por qué me debe de importar esto?

La mentoría es la fundación de donde se construye profesiones y comunidades. Mientras más personas participen mejor está el colectivo.Mientras más perspectivas tengamos mejor estamos. Nos hacemos más capaces, más fuertes.

Mi carrera profesional, como desarrollador de software, expande 13 años. Durante este tiempo he tenido varias posiciones y responsabilidades. He sido tech lead, team lead, senior developer, junior developer, y meramente un desarrollador. Además he tenido descripciones más coloridas, incluyendo el tipo que rompió el “build”, el que borro la base de datos y otros que son bien merecidos. Pero de todos estos “títulos” nunca sentí que me merecía el de “senior”. Nunca me sentí merecedor de él, para mi no me lo había ganado.

Un día ese sentir cambio. ¿Qué pasó? Le expliqué que eran funciones a alguien que quería aprender.

Eso nada más no es la gran cosa. Lo que realmente me sorprendió fue que le enseñe sin un libreto. No estaba preparado, no tenía una presentación de ante mano. Solo tenía una pizarra y esta persona que deseaba aprender de lo que yo sabía.

Ese momento cuando esta persona fue de “¿qué?” a “ooohhhh!” me dio una increíble satisfacción. Este muchacho que apenas acababa de entender el concepto de función prosiguió a explicar como él haría funciones en Python para resolver problemas matemáticos. Y en ese momento entendí. De la única manera que una comunidad se puede sostener y puede crecer es si ayudamos a individuos a aprender. Su tío, quien estaba terminando sus estudios en la Universidad de Puerto Rico y que además es un desarrollador de software, luego me contaba de lo entusiasmado que estaba su sobrino. De cómo le hizo “mil” preguntas y que continuó con su interés de aprender programación.

Esta experiencia me ayudó a entender que para “ganarme” el honorífico de “senior”, Me ayudó a darme cuenta que tenía que ayudar a la mayor cantidad de personas que pueda. Empecé a trabajar como voluntario en talleres y Startup Weekends. Creé meetups e invite a otros colegas a hacer lo mismo. De repente más personas empezaron a pedir consejos, no solo de su código pero también sobre su carrera profesional. Recibí preguntas como “¿Qué tecnologías debería aprender?”, “¿hay una mejor manera de hacer esto?”, “¿cómo debo construir este proyecto?”. De repente pasó lo que nunca me imaginé, alguien me presentó como su mentor. Instantáneamente me encontré en una “posición de autoridad”. Sentí que podía ayudar a los que estaban empezando en su carrera de programación. Sentí que por fin podía ofrecer la ayuda que alguien me dió a mi.

Nadie logra cosas solo. Siempre existe esa persona que te da la mano. Una persona que se tomó el tiempo de ayudarte, que se tomó el riesgo de darte más. Quizás fue una conversación incómoda, quizás fue un consejo. Si quieres sentir que has llegado a ese punto “senior” en tu carrera te invito a que saques un tiempo y sean un mentor. No tienes que dar mucho de ti, no tiene que significar que te hagas cargo de una persona. Solo ayudala hasta que no puedas más, hasta que no tengas más. Estoy seguro que ambos van a crecer de la experiencia.

Like what you read? Give Froilan Irizarry a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.