Te busqué

Te busqué en cada calle, esperanzada que mis pasos perdidos me llevaran, por casualidad o por destino, hacia donde estuvieras vos con tus manos extendidas.

Como no te hallaba, te busqué en otras bocas y entre algunas sábanas revueltas, pero no estabas vos, entonces los besos se volvían insoportables y el compás de otros latidos una melodía detestable.

Decidí dejarte de buscar, pero en las cosas del querer la suerte también juega su papel, y así fue como vos te dejaste encontrar, con los ojos cansados de tanto esperar, pero con el corazón listo para amar.