Day 16:

  • Querida Erika;

Estoy recostada en el sofá mirando una bufanda que terminé de tejer y es impresionante como ver este trabajo terminado me inunda de sensación de abrigo -si es que tiene algún sentido lo que estoy diciendo- creo que la mejor forma de describirlo sería imaginándote que lías una bufanda al rededor del corazón.

El caso es que como soy yo, me puse a pensar en qué otros momentos de calidez emocional recordaba (siempre puedo contar con mi cerebro para boicotear la serenidad del momento) y me entraron ganar de hurgar en el viejo baúl que tengo en mi habitación.

Y entre papeles viejos encontré un cuaderno, capaz lo recuerdes, el que tiene la tapa forrada con dibujos de unicornios y que durante el tiempo en que vivimos juntas fue mi compañero inseparable.

Lo abrí y encontré muchas cartas dirigidas a mí persona de parte de la colorida población de aquella casa que por unos meses llamamos hogar y a cuyos habitantes considero desde aquel día mi familia.

No puedo encontrar las palabras necesarias para describir el sentimiento abrumador de saberse querida por tantas personas, sobre todo cuando una tiende a olvidarlo en su día a día.

Lo abracé tan fuerte que creo que magulle un poco al cuaderno.

Después me pregunté por qué ya no cargo con un cuaderno más a menudo y en qué momento fue que decidí dejar de lado la escritura; sobre todo cuándo fue mi apoyo incondicional para lidiar con tantas situaciones a lo largo de mi infancia y adolescencia.

¿Quién habrá sido la primera persona que dictó que crecer significa desposarse de todo lo que te ate a la infancia y adolescencia?

Sobre todo aquellas cosas que te proporcionaban disfrute.

Una persona muy equivocada, de seguro.

Hoy decidí revelarme ante esto, así como me revelo ante tantas cosas.

E hice las paces con la costumbre de cargar con un cuaderno a diario.

Elegí uno sin usar que tenía en el baúl y uso la primera página para escribirte estas palabras que te llegarán luego dentro de un sobre por correo.

Espero que te encuentres bien y me cuentes más sobre los preparativos para tu boda.

Te envío los mejores deseos, siempre.


Photo: Gabriela Edith