Day 18:

Lo miró y le dijo: «vas a estar bien»

Lo siento si te hice la vida difícil a veces. Pero el tiempo es algo tan frágil como precioso.

No sabemos cuándo nos iremos de este mundo. No sé cuándo me tocará a mí, ni sé cuándo te tocará a vos.

Así que trato de enseñarte todo lo que puedo en el menor tiempo posible.

Me doy cuenta de que no respeto tus tiempos. Que todo tiene un momento, vivir ciertas cosas y aprender de ellas.

Que cada etapa debe quemarse cuando corresponde.

Pero el tiempo es Judas.

Justo cuando estás confiado, aparece y te apuñala por la espalda.


Photo: Gabriela Edith.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.