Yo presupuesto, tu presupuestas

El presupuesto general de la provincia de Buenos Aires es debatido por legisladores, funcionarios, intendentes y algún que otro economista. Pero poco se sabe sobre las partidas asignadas a cada uno de los organismos provinciales. Los datos parecen no ser públicos. Según el mensaje que acompañó el envío del proyecto de la gobernadora María Eugenia Vidal, se estima un gasto de 354.000 millones de pesos.

El mensaje también incluye la previsión de un endeudamiento de alrededor de 90.000 millones, lo que se traduce en que falta el 25 por ciento para ejecutar las ideas de gobierno manifiestas en “la voluntad de cambio que expresó la mayor parte de los bonaerenses con énfasis en la atención de los déficits sociales y de infraestructura que caracterizan hoy a la provincia”, según la gobernadora.

Esta voluntad de cambio necesita 183.000 millones que estarán destinados a la administración central y 97.000 millones a la Dirección General de Cultura y Educación provincial (datos suministrados por TELAM).

El área de Seguridad tendrá un presupuesto de casi 36.000 millones de pesos; Salud más de 22.000 millones; casi 8.400 millones estarán destinados al Ministerio de Desarrollo Social y otros 9.000 millones al de Justicia.

Casi 11.000 millones de pesos fue el presupuesto asignado para el Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos; 2.800 millones para la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires; 727 millones para Producción, Ciencia y Tecnología; 371 millones para Asuntos Agrarios y unos 624 millones para el ministerio de Coordinación y Gestión Pública.

El reparto en porcentajes puede visualizarse de la siguiente forma:

Las vueltas de los legisladores para aprobar este presupuesto para el 2016, hicieron fracasar los primeros intentos de aprobación, no es cuestión de facilitarle la gestión política a la nueva gobernadora, y hasta amenazaron con mantener los números del 2015 (otros datos no públicos, a pesar de anuncios y links que ya no funcionan en los sitios de gobierno que aún muestran los rastros de la gestión sciolista).

Pero los gastos 2015 no eran tan distintos, a pesar de los anuncios de los agrupados bajo el lema de “cambiemos”. El presupuesto con que gobernó Scioli la provincia durante el último año ofrece datos similares:

La Dirección General de Cultura y Educación gastó el 28 % del presupuesto, Seguridad el 10 y Salud el 6 (Datos que no reflejan las reasignaciones de partidas presupuestarias).

La iniciativa 2015 preveía gastos por 246.207 millones de pesos, y un pedido de endeudamiento por 28.000 millones de pesos.

Buceando un poco más atrás, vemos que el 2014 tampoco fue tan distinto, contempló un presupuesto general de 184 mil millones de pesos, repartidos en los siguientes porcentajes:

Entonces, ¿dónde está el cambio?, ¿cuáles son las nuevas inversiones del estado provincial?

Eso sí la nueva gestión prevé algunos cambios impositivos, menos tributos para el campo, fuerte incremento en las tazas y servicios urbanos, achique en las plantas de empleados municipales (menos plata para los intendentes) y recortes de subsidios para organizaciones sociales intermedias.

Quizás el secreto esté en los números más pequeños, que no lo son tanto, y que no se dan a conocer de forma pública, hasta el momento.

Like what you read? Give Gabriela Riera a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.