Rosa María Palacios y Las Bambas: una declaración de parte

Los sesgos ocultos en la información que viene propalando Rosa María Palacios sobre el conflicto de Las Bambas

Gabriel Arriarán
Mar 27 · 4 min read
Manifestaciones en los alrededores de Las Bambas. Foto: Andina

Debo comenzar por reconocer que la única vez que contacté directamente con Rosa María Palacios fue para pedirle disculpas por un comentario tonto que hice en Twitter. Más allá de eso, no la conozco, nunca trabajé con ella, no tenemos amigos en común, y no sé de ella nada que el resto de lectores no sepa también. Al menos hasta el lunes.

El lunes Rosa María Palacios elaboró un largo monólogo editorial en su programa sobre el nuevo conflicto en él área de influencia de Las Bambas. Con sorpresa, y con muchas dudas, desde el Twitter de Frontera Pirata le preguntamos sobre la fuente de los datos que venía propalando. “Se llama investigación”, respondió, pretendiendo, suponemos, darnos una lección sobre conceptos y métodos que ella, claramente, no domina. Esto fue lo que le contestamos.

Periodismo de periodistas

Hacer periodismo de periodistas no es nada que se vea con buenos ojos en el gremio. Parece poco elegante. Otorongo no come otorongo, periodista no come periodista. En Frontera Pirata consideramos que esta suerte de omertà, este silencio medio mafioso entre colegas, es una reverenda pelotudez.

Si alguien financia una investigación periodística, los lectores deben saber quién dio la plata. Si un periodista cuenta una historia, y tiene intereses en esa historia, lo mejor, también, es hacerlos explícitos, y si no, es mejor cerrar la boca.

Bueno pues, al parecer, Rosa María Palacios no puede hacer ni una cosa ni la otra. Anuncia a ESAN como uno de los auspiciadores de su programa, mientras calla sobre relaciones que, como mínimo, ponen en duda la objetividad de lo que dice, nuevamente, cuando se refiere a Las Bambas.

No tenemos, por supuesto, ningún interés en entablar con ella un debate epistemológico, pero nos interesan si, otras afirmaciones suyas que, justamente, apuntan a su imparcialidad respecto del conflicto en cuestión. La primera, que había ido a Las Bambas. ¿Cómo? No la vemos poniéndose unas botas de montaña y saliendo al campo. La segunda, que la empresa australiana que opera Las Bambas, y otras más, la habían llevado a Perth, en Australia. ¿Para qué? Así que le transmitimos estas preguntas:

¿Cuál fue su reacción? ¿Respondió ? No, por supuesto que no. Bloqueó la cuenta de Frontera Pirata en Twitter.

Bueno pues, si le incomodaron estas preguntas, lo que sigue le va a encantar.

La conexión de Rosa María Palacios en la Sociedad Nacional de Minería y Petróleo

Mientras Rosa María Palacios se despachaba sobre Las Bambas, y argumentaba que la gente allí sólo quiere plata, y que tomar una carretera es delito, y que el PBI, y bla, bla, encontramos que su marido, Alberto Varillas Cueto, es miembro del actual directorio de la Sociedad Nacional de Minería y Petróleo. El gremio que reúne a todas las corporaciones mineras del país.

¿Quién es Alberto Varillas? En el 2010 era representante legal de Petro Tech, una compañía investigada por defraudación tributaria y corrupción de funcionarios en agravio del Estado peruano por 482.2 millones de dólares. Vaya, vaya.

¿Qué respondió Rosa María Palacios? Que se había desatado una persecución política en contra suya. Ya.

Para seguir el conflicto en Las Bambas.

Habida cuenta de que Rosa María Palacios hace las veces de portavoz del gobierno y de la empresa (no es la primera vez: recuerden cómo anunció que PPK no indultaría a Alberto Fujimori) hemos buscado medios y periodistas a través de quiénes podemos acercarnos a un relato bastante más veraz del conflicto y sus antecedentes. Síganlos a ellos. Lean esta historia de Convoca, escrita por Milagros Salazar, y sigan la cobertura que viene haciendo Ojo Público en Las Bambas.

Gabriel Arriarán

Written by

Literatura al mango: https://www.instagram.com/gabrielarriaran1/

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade