Dias lluviosos, mucho más que melodías lentas y ojos llorosos, Cielos grises acompañan estás frías tardes tristes. Todo lo que quería se fue, dejando un alma sola y sombría.
Un pobre tonto que solo y triste escribe a su pasado: “dichoso aquel que pueda sentir tu piel, dichoso aquel que logre abrir tu corazón tanto como lo logre yo alguna vez”
¿Pero que más quiero?
Si tengo todo y a la vez nada, si quiero todo pero mucho más tu mirada. Este corazón débil e ingenuo que alguna vez te perteneció, está lleno de versos y melodías que gritan al mundo lo mucho que sintieron por alguien que nunca nada sintió.
Show your support

Clapping shows how much you appreciated Gibaan’s story.