BRASIL: Cómo es ser LGBT y vivir en un país que está a punto de elegir a un presidente lgbtfóbico

Gabriel Galli
Oct 13, 2018 · 3 min read

Tal vez si no vives en Brasil no lo sepas, pero corremos un riesgo muy grande de elegir un presidente que elogia la tortura de la dictadura militar, desprecia los derechos de las mujeres, es racista y encuentra que las personas LGBT no deben existir. Casi la mitad de la población fue a las urnas el último domingo y optó por él. Todavía tenemos una segunda vuelta, pero la sensación de desesperación está tomando cuenta de todos mis amigos que no están dentro de una norma de género dominante.

Foto: Catherine Coden/SOMOS

Esta semana, una muchacha fue inmovilizada en medio de una calle de uno de los barrios más concurridos de una de las ciudades más importantes de Brasil por tener un adhesivo en la mochila que decía “Él No”, el lema de la campaña de varios sectores de la sociedad contra ese candidato. Tres hombres la sujetaron y le marcaron una esvástica en las costillas. Ella probablemente quedará con una cicatriz con esa marca por el resto de su vida.

La situación ya no era fácil cuando las personas percibieron que él subía en las encuestas y la posibilidad de elección era real. Cuando el resultado de las urnas comenzó a ser mostrado el domingo y, en cierto momento, llegó a 49% de los votos, mi corazón comenzó a latir fuerte y quedé en shock. Después, supe que varios amigos sintieron lo mismo. La sensación de impotencia se fue mezclando con el miedo a morir en cualquier momento.

En los días que han pasado, comenzaron a circular noticias en las redes sociales y la prensa acerca de que personas LGBT están siendo hostilizadas públicamente solamente por andar en las calles. Brasil es uno de los países que más mata personas LGBT en el mundo, hacía mucho tiempo que las personas que ves en el día a día se sentían autorizadas a golpearte en el rostro en el medio de la calle y decir que van a “matar maricones” en los centros urbanos del país. Todas las denuncias son ignoradas: la mayor parte de la policía apoya este comportamiento.

Una horda de hombres entró en el metro lleno de San Pablo, la mayor ciudad del país, cantando “Bolsonaro va a matar maricones”. Tres amigos muy próximos contaron que los hombres les gritaron insultos homofóbicos desde autos en movimiento cuando iban al supermercado, a la academia y a la facultad. No conozco ningún amigo gay que haya logrado dormir tranquilamente en los últimos días y no esté con miedo al futuro. Dejé de salir solo por la noche por no saber si volveré vivo a casa. Hace pocos meses mataron a tiros a una concejal defensora de Derechos Humanos en Rio de Janeiro y nadie sabe o quiere decir quién fue. El candidato dijo que no se iba a manifestar, ya que su opinión sería demasiado polémica. Si mataron a una concejal en una de las ciudades más importantes del país y hay personas que lo relativizan, ¿qué no pueden hacer con nosotros?

Estamos frágiles, sin saber con certeza qué hacer, además de resistir. No todos lo consiguen y recurren a medicamentos o al aislamiento. Saber que uno de los familiares más próximos que tengo votó a favor de Bolsonaro me ha destruido y no sé si tengo condiciones de reanudar una relación normal con él. Cada vez que se intenta conversar de alguna forma y mostrar datos de lo que sucede, somos acusados de compartir noticias falsas, por personas que no tienen como hábito consumir ningún tipo de información.

En los últimos años, me he dedicado a dar clases a jóvenes comunicadores y periodistas, trabajadores y empresarios sobre la necesidad de garantizar los derechos de la población LGBT. Siempre comento sobre cómo es difícil ser LGBT en países en que la pena de muerte es lo que reciben como tratamiento del Estado aquellas personas que son diferentes. Hoy, no puedo asegurar que no será ese nuestro destino.

Traducción: Pablo Cardozo

Jornalista, Mestre em Comunicação Social, membro da ONG SOMOS (http://somos.org.br) e do grupo Freeda — Espaços de Diversidade (http://freeda.me)

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade