De momentos, inspiración, agradecimientos y más.

Antes que nada quiero agradecer a Dios por todo lo que tengo, por lo que se ha llevado y por lo que ha dejado, cosas materiales, personas, momentos…

Es una sensación muy hermosa saber que en tu vida tienes a personas las cuales sabes que te quieren, que te impulsan a ser mejor, te inspiran, te hacen pasar momentos inolvidables y divertidos, y yo, puedo decir y presumir que tengo a los mejores para eso.

Son mi familia, familia extendida, mis mejores amigos. Esas personas con las que puedes reír, hacer tonterías, jugar video juegos hasta muy tarde, poner un arbolito en navidad, festejar algún triunfo, salir a pasear y perderte en el camino, cenar en navidad, partir un pastel, ver la misma película 3 veces al día y aprenderte las canciones, ir a patinar y no morir en el intento, escuchar un buen grupo de rock, correr 7 km, ver una película rara, compartir la comida y escuchar anécdotas divertidas, mandarte mensajes a distancia y aprender de sus experiencias en otros lugares y que sean de inspiración para ti, para ir por más, que te asusten, que te cuiden, que entiendan tu sarcasmo, molestarse uno a otro, aprender y crecer juntos… no terminaría de escribir todos esos momentos.

Tengo a las personas indicadas en mi vida, estoy segura de eso y me encanta coleccionar momentos con ellos y gracias a ellos yo he ido evolucionando en todos los aspectos de mi vida, porque de alguna forma me han ayudado y han sido parte de mi cambio; y seguiré evolucionando y creciendo como un pequeño Pokemon, sin ellos sentiría que algo me falta, mi vida no sería igual.

¡Muchas gracias!