Lucille Clifton > penas

(mi traducción)

quién creería que tienen alas

quién creería que pueden ser

hermosas quien creería

que pudieran enamorarse así de los mortales

que ellas mismas pudieran pegarse

como las cicatrices se pegan montándose sobre la piel

a veces las oímos en nuestros sueños

martillando sus cráneos

chasqueando sus dedos huesudos

me han oído rogar

mientras murmuraba en el hueco

de mis manos juntas basta no insistan

pero quién puede distinguir

una voz humana

en medio de semejantes coros

de deseo