Pro Contra!

Cuando alguien me pregunte a qué suena un fagot, le haré escuchar este disco.

Ayer recibí Pro Contra!, el disco del fagotista belga Simon Van Holen, que llevaba esperando desde que me enteré que iba a grabarlo. Participé con una pequeña aportación en su campaña de crowfunding, y seguí con interés todos los progresos que iba haciendo por Facebook.

Y por fin llegó el día. No las tenía todas conmigo, pues desde que me mudé a Cartagena he tenido algunos problemillas con el número de mi casa (en el portal pone una cosa y en las cartas pone otra), pero, al volver del trabajo ayer a mediodía, lo encontré en el buzón. El disco, físicamente, es precioso: una edición cuidada y elegante. Dice mucho del cariño y el detalle con el que se hacen las cosas.

Simon se ha tomado su tiempo dedicando personalmente los discos que ha enviado.

Simon Van Holen, quien es uno de los mejores fagotistas del panorama internacional, le dedica un disco al contrafagot, un instrumento tan bello como desconocido, y sus compañeros de la Orquesta del Concertgebouw de Ámsterdam refrendan su excepcional trabajo en un disco que explora los sonidos del fagot y el contrafagot con composiciones de Jean Françaix, Erwin Schulhoff, Wolfgang Amadeus Mozart, Franz Krommer y Kees Olthuis. Un repertorio que viaja a través de diferentes épocas y estilos, desde el clasicismo hasta nuestros tiempos, ofreciendo una pequeña muestra de la música de cámara para fagot y contrafagot en poco más de una hora de duración.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.