Desertor interdimensional

Balada de mi Mamila

Yo simplemente manejaba a la deriva y te vi. Como un grito delgado y llameante te vi. Aparqué al costado para preguntarte si querías que te lleve y vi la desilusión en tus ojos cuando notaste que yo no era un asesino.

No era yo el asesino que esperabas sola en la carretera. Y eso nunca me lo perdonaste, mi Mamila. Y eso nunca me lo perdonaste.

*

Mi brazo de fue ramificando en briznas de bronce. Mi puño fue nido de pájaros. Y renuncié a quejarme del fastidio y de las lunas negras.

*

Hollé la tierra que otros habían hollado. Reclamé con mis pasos tu cintura. Hice mías tus caderas con el moldeado constante de mis manos. Dibujé tu columna con la lengua y chupé cada gota de sudor extraño que quedara en tu cuerpo. Te bauticé con mi semen y te di mi nombre. Sos más que carne de mi carne: vos soy yo.

*

Pero te marchaste con ese desgraciado.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.