This is for her…

A lo mejor te de miedo al leer esto, pero lo escribí mientras te pensaba… Quiero que seas como aquel primer amor donde todo empezó con una incógnita… Donde ni tú me conocías y ni yo te conocía… Que todo empiece normal, conociéndonos poco a poco, en donde exista una amistad y a medida que iban pasando los días, esa amistad se hacía más fuerte, descubriendo nuestros defectos y seguir a pesar de eso, que no nos impidan estar juntos, jugando, riendo, divirtiéndonos, que nos permita hablar todos los días sobre las cosas que ocurren, que nos hayan pasado.

Que podamos estar ahí cuando más nos necesitemos a pesar que estemos lejos, a pesar que no nos podamos ver, estar allí, sentirnos acogidos y pensar que estamos juntos. Quiero empezar… Empezar a conocerte, descubrir tus gustos, tus miedos, descubrir en realidad quien eres y no a quien enseñas “no quiero ser tu mejor amigo, mucho menos ser quien tiene que ver como amas a alguien más” ¡Quiero enamorarte! Quiero enamorarme de ti a pesar de que eso jamás me lo permitas. Saber que, aunque no te guste, no huirás, pero tampoco quisiera atarte. Desearía poder llenar tus expectativas, tus requisitos apropiados para aquellos gustos que tienes pero soy distinto, soy diferente, lo sé. Si tomaras un poco de tu tiempo te enseñaría todo de mí, a pesar que no creo gustarte ni un poco después de eso. ¡Pero que más toca! Seré como un libro, me abriría por ti, aunque que me dejes a la mitad y luego te vayas. Pero así ocurren las cosas. Desearía conocerte, quiero saber cómo despiertas, cómo amaneces, cómo son tus gestos al levantarte, saber cómo te fue hoy, cómo estuvo tu día, saber incluso si sonreíste.

A lo mejor llegaras a pensar que soy un maniático… Pero no es eso, esas cosas cotidianas por las que pasamos, que nadie nos pregunta, quisiera ser el primero en hacerlo. Quisiera ser con el que lloras y sonríes, poner nuestros nombres juntos en cada lugar que hayamos estado, llenar mi cuaderno con tu nombre y sonreír en cada clase al verlo, pensar en un presente donde te encuentres tú, ya que no desearía tener un presente sin ti desde que te conocí. He comprendido algo, que conocer a alguien actualmente no significa ver a esa persona, si creemos que nos miente por un mensaje, ¿Quién nos asegura que nos dirá la verdad al vernos frente a frente? Tengo una teoría: “Al conocer a alguien, es poner nuestra atención en aquella persona, para así saber cuándo está bien y cuando está mal, cuando nos dice la verdad y cuando nos miente”. Al entender a esa persona, a pesar de un mensaje de texto sabremos que le ocurre algo.

No creo que este enamorado tuyo, pero sé que me gustas, el ¿Por qué? La verdad no lo sé.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.