Poema visual

Voy a escribir un poema de ti,
de ti aún sin ti,
DE TI, con mayúsculas.

Un poema que sea tan hermoso
como los atardeceres de Oslo
y cotidiano como cualquier día de primavera.

Un poema sin piernas para que lo muevas a tu antojo
con tu aliento de helado de coco
o para que te lo guardes en el bolsillo de atrás.

Un poema con brazos y con manos y con boca.
Sobretodo con boca.

Un poema que tenga una orilla playa
y que escribas con un palito en la arena
las frases que solo debe leer la marea.

Un poema para que cuando pasen los años
poder recordar cuanto te quise,
porque te quise, bueno te quiero.

El amor es como la capital de Pakistán, se olvida.

Yo quería escribir un poema de ti,
de ti aún sin ti,
DE TI con mayúsculas.

Con metáforas mordiéndote la cabeza
y una hipérbole preciosa
que aún no sabiendo lo que es
ponerla a la altura de tus labios
para sacarte una sonrisa.

Un poema donde el ritmo lo pongan tus tacones
y la métrica solo sea el espacio que le poemas a las letras.

Un poema de chicle de fresa,
de coletas y palomitas,
de besos en los portales,
un poema con sonrisa, la tuya,
y con tus ojos mirando al horizonte del mar
porque un poema sin mar
no sería un poema de ti.
De ti aún sin ti,
DE TI con mayúsculas.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.