Un milagro para el perezoso
Maximiliano Firtman
21

Artesanalmente entretenido, instructivo, provocativo e ingenioso. Dicen que un mago no debe jamás desnudar la magia que nos sorprende, aunque semejante derroche de talento para escribir y cautivar al lector, justifica que hayas dejado en evidencia el intrincado mundo de la tecnología al servicio de lo cotidiano.

Aplausos para vos.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Germán Lanfranco’s story.